Páginas

Pan de Chocolate Healthy

jueves, 17 de septiembre de 2020


La receta que hoy os traigo la podríamos definir como el "mata antojos" perfecto, os lo puedo asegurar.

La verdad es que lo tiene todo. Ingredientes saludables, rápida y sencilla por lo que se puede convertir en vuestra aliada para cuando las ganas de dulce aprietan pero no son compatibles con las ganas de meterse en la cocina.

Justo esto me paso la otra tarde. Después de una mañana sin parar, llegar a casa y tampoco tener ni un segundo, cuando me senté en el sofá me entraron unas ganas de comer todo lo que debo que no os podéis ni imaginar. Supongo que sabréis de lo que os hablo, ¿verdad?

En mi cabeza se presentaban imágenes nada saludables y a esto se le sumaba que no me apetecía nada meterme en la cocina y ponerme al lío para hacerme algo que satisfaciera ese hambre que para nada era real pero a la que necesitaba responder cuanto antes para no caer en tentaciones que después me iban a pasar factura.

Así que mi cabeza se puso en marcha para hacer algo rápido, necesitaba que solo fueran unos minutos y de repente me vino a la mente uno de mis desayunos preferidos de hace años, de cuando comencé sola a cuidar mi alimentación y  me puse manos a la obra modificando un par de cosas que no tenía en casa y salió esta maravilla que disfruté como una niña.

El relleno, obvio, no podía ser otra cosa que cacahuete y plátano. Para matar antojos de dulces hay que hacer las cosas bien y cuando yo estoy antojadiza estos dos ingredientes no me faltan nunca.
Os dejo mi receta salvavidas, la cual espero que os sea de ayuda en alguno de esos duros momentos por los que todos pasamos y en los que nuestro cuerpo y mente se merecen un capricho.

INGREDIENTES:

  • 30 grs de harina de avena (yo he usado sabor huevo kinder).
  • 20 grs de harina de coco.
  • 1/2 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharada de mantequilla de cacahuete.
  • 1 huevo M.
  • 150 ml de leche de almedras.
  • 1 cucharada de cacao en polvo desgrasado.
  • 1 grs de sucralosa o edulcorante que utilices.


ELABORACIÓN:

En un bol mezclamos todos los ingredientes. Cuando obtengamos una masa homogénea, vertemos la misma en un tupper rectangular apto para el microondas previamente engrasado ligeramente.

Calentamos en el micro a máxima potencia durante un minuto y medio, aunque eso dependerá mucho de cada microondas, si transcurrido este tiempo vemos que el pan aún está crudo lo ponemos en intervalos cortos de tiempo hasta su completa cocción.

Cuando esté listo, sacamos del micro, dejamos enfriar un poco y cortamos el pan en dos para tener dos trozos cuadrados.

Tostamos en la tostadora para que quede crujiente y rellenamos con nuestros ingredientes preferidos.
Ahora sí que me doy por satisfecha con esta maravilla que espero y deseo os enganche tanto como a mí.

Feliz día a todos amigos y una vez más, gracias por estar aquí una semana más.

Seguir leyendo

Vasitos de Ganache Blanco y Negro "Healthy"

jueves, 10 de septiembre de 2020


Con estos calores que aún seguimos sufriendo, a quién no le apetece disfrutar de un postre fresquito, delicioso y con menos calorías.

Se acerca el fin de semana y el cuerpo lo sabe, así que después de toda la semana de trabajo, esfuerzo y quebraderos de cabeza, vamos a darnos una alegría como está mandado y como bien nos merecemos. Y si es a cucharadas mejor que mejor.

Para este finde nos apetecía chocolate y en grandes cantidades además. No sé si a vosotros os pasa, pero en momentos de estrés mi cuerpo y mi mente tienen muy claro lo que necesitan para recuperar energía y esto se traduce en dulce el 99,9% de las veces.

Y como este semana tanto mi chico y yo hemos retomado nuestra vuelta a la rutina, quería darle un capricho y esto no podía ser con otro sabor que no fuera chocolate blanco, su auténtica debilidad. Al pobre le tengo frito con tanto cacahuete, así que ya tocaba algo que él disfrutara en condiciones.

Y no os podéis imaginar cómo lo ha disfrutado. El resultado es perfecto, cada cucharada es como si te comieras el relleno de los Kinder, porque la combinación de la ganache de chocolate blanco con el chocolate con leche fundido son la clave para conseguir este efecto.

No lo dudéis, receta sencilla, rápida y sin complicaciones para dejar boquiabiertos a vuestros familiares.

INGREDIENTES:

  • 200 ml de nata para montar.
  • 200 grs de chocolate blanco s/a.
  • 50 grs de chocolate con leche s/a.
  • Bolitas protéicas de chocolate.


ELABORACIÓN:

Troceamos el chocolate blanco y lo ponemos en un cuenco.

Calentamos la nata en un cazo a fuego medio, cuando esté a punto de hervir, retiramos del fuego y lo echamos en el cuenco donde tenemos el chocolate troceado. Dejamos reposar unos dos minutos y transcurrido este tiempo removemos energicamente con unas varillas hasta que el chocolate se funda por completo.

Tapamos a piel con un film transparente para evitar que forme costra y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Cuando esté frío, metemos en la nevera mínimo cinco horas o toda noche (en mi caso fue lo que hice).

Al día siguiente, pasamos la ganache al bol de la amasadora y con las varillas la montamos como si se tratara de nata. Reservamos en la nevera.

MONTAJE DE LAS COPAS:

Fundimos el chocolate con leche en el microondas y lo dejamos atemperar. Cuando haya alcanzado la temperatura adecuada, ponemos una capa generosa del mismo en la base de los vasos que hayamos elegido para la presentación. 

A continuación, cubrimos con la ganache hasta la mitad del vaso, añadimos bolitas proteicas de chocolate o cualquier elemento crunchy (galletas, frutos secos, etc), volvemos a cubrir con más ganache y lo terminamos con una capa de chocolate con leche fundido.

Para decorar ponemos unas bolitas protéicas.

Guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Con estas cantidades salen dos copas generosas, aunque todo dependerá en el tamaño de los vasos que utilicéis para hacerlos.

Ya os aseguro que si los vasos son pequeños, os comeréis más de uno, porque está tan rico que nunca es suficiente.

Muchos besos, nos vemos en una semana con nueva receta.

Seguir leyendo

Snack Saludable de Plátano, Cacahuete y Chocolate

jueves, 3 de septiembre de 2020


Vuelta a la rutina, mes nuevo por comenzar y adaptándonos a la nueva normalidad a la que nos enfrentamos.

Todo es muy raro y sobre todo difícil. Mucha incertidumbre ante la situación que estamos viviendo, la verdad es que me está costando la vida empezar a hacer mi trabajo como antes, nada está claro y las informaciones son cuanto menos contradictorias pero para intentar que todo esto afecte lo menos posible me he hecho una lista de nuevos propósitos para el nuevo curso escolar.

Al ser profe, como muchos de vosotros ya sabéis, para mí el año empieza, al igual que mis nuevos proyectos cuando comienza el curso. Nada del mes de enero con las uvas de las doce campanadas aún en la boca. No, yo doy el pistoletazo de salida el 1 de septiembre.

Y como este año cuesta más de lo normal retomar la rutina, todos los años tengo una pequeña mini-depresión post-vacacional, he preparado este snack saludable con mis ingredientes favoritos del mundo mundial para reponer energía y para hacer que el inicio sea menos duro y por supuesto más dulce.

Se prepara en un periquete y el resultado es más que delicioso. Os puedo asegurar que guardado en la nevera es una auténtica tentación que parece que te llama allí donde estés y la necesidad irrefrenable de ir una y otra vez a por uno de estos pequeños bocados no desaparece hasta que el plato no está totalmente vacío.

¿Amantes del plátano y el cacahuete? ¡Aquí está vuestra receta! Y para rematarlo con algo más de glamour, un poco de chocolate que, además de hacer que queden preciosos, la combinación es más que perfecta.

INGREDIENTES:

  • Plátanos.
  • Mantequilla de cacahuete.
  • Chocolate  mínimo 70% s/a.

ELABORACIÓN:

Cortamos los plátanos en rodajas de un centímetro de grosor. Untamos en cada una de estas rodajas mantequilla de cacahuete al gusto y tapamos con otra rodaja de plátano.

Cuando tengamos montados nuestros "bocaditos de plátano y cacahuete" los vamos colocando en una bandeja provista de papel de hornear y cuando tengamos todos listos los metemos en el congelador durante unos treinta minutos aproximadamente.

Transcurrido este tiempo, ponemos el chocolate en un bol y lo fundimos en el microondas. Dejamos atemperar un poco hasta que adquiera la temperatura de ambiente y en ese momento, sacamos nuestros plátanos del congelador y los introducimos solo hasta la mitad en el chocolate fundido.

Vamos colocando nuestros plátanos bañados en chocolate en la misma bandeja en la que los teníamos anteriormente y los volvemos a meter en el congelador hasta que adquieran consistencia.


También se pueden comer recién bañados, eso ya os lo dejo a vuestra elección pero ya os aseguro que de cualquier manera son irresistibles.

Disfrutad de lo que queda de semana amigos que para el finde, afortunadamente, no falta nada.

Besos y sed felices.

Seguir leyendo

Limonada de Sandía y Fresas Sin Azúcar

jueves, 27 de agosto de 2020


Con lo fanática que soy de la sandía no entiendo como he tardado tanto en hacer esta bebida tan deliciosa. 

Parece mentira que, aunque llevo años viendo vasos llenos de este líquido rojo en redes sociales  (todos los veranos se convierte en un "must" para combatir el calor), yo no la he preparado hasta que, con la maleta casi cerrada para irnos unos días lejos del mundanal ruido, me encontré un trozo de sandía que estaba pidiendo auxilio en el fondo de la nevera.

En ese momento no se me ocurrió mejor manera de salvarla. Había vuelto el horrible calor, nos íbamos unos días y si la dejábamos abandonada donde la había encontrado al volver a abrir la nevera  tras nuestros días de ausencia, la fiesta habría sido pequeña, y lo mejor de todo, me moría por refrescarme con algo delicioso.

Así que, dispuesta a acabar con los alimentos perecederos que teníamos por nuestra cocina, salió esta maravilla de la que nos hicimos adictos desde el primer sorbo. Y es que ahora si que no puedo entender como he podido tardar tanto en probarla, os aseguro que no existe mejor "refresco saludable" que éste y lo mejor de todo, es lo más sencillo del mundo y acepta ingredientes muy variados, por lo que las opciones son infinitas.

Por aquí os dejo como la hago en casa, veréis como os engancha tanto como a nosotros.

INGREDIENTES:

  • 1 limón grande.
  • 250 grs de sandía fresca.
  • 300 grs de fresas congeladas.
  • 250 ml de agua fría.
  • Sucralosa (opcional).

ELABORACIÓN:

Lo primero que tenemos que hacer es exprimir el limón y retirar todos los sobrantes del mismo (huesos).

En el vaso de la batidora ponemos todos los ingredientes y trituramos bien hasta que no queden trozos grandes.

Probamos para rectificar de edulcorante (si lo has utilizado) o para añadir más agua, esto dependerá de lo espeso que queráis que os quede. A mí me gusta con textura líquida, no tipo smothie, que por eso es limonada.

La echamos en los vasos elegidos para la ocasión y acompañamos con rodajas de sandía o limón.

También podéis guardarla en la nevera y de esta manera atacar cada vez que tengáis sed, aunque os aseguro que sabiendo que tenéis esta bebida guardada y bien fresquita, la sed entra sola.

Feliz última semana de agosto amigos, nos vemos en septiembre.


Seguir leyendo

Levain Cookies De Chocolate Saludables

jueves, 20 de agosto de 2020



Si sois fans de las cookies, os aseguro que aquí tenéis la receta más que definitiva. Los que hayáis estado en NY si probáis esta maravilla que os traigo hoy sabréis de lo que os hablo y los que no hayáis tenido el placer de viajar a la Gran Manzana, haciendo estas cookies en vuestra cocina os podréis trasladar en tan solo unos segundo al otro lado del Atlántico con tan solo un mordisco.

Os digo esto, porque cuando viajé allí con mis amigas tenía una ruta de viaje gastronómico claro. Hacer tantos kilómetros y no visitar determinadas "Bakery" era todo un sacrilegio y más pensando en que no sé si tendría la opción de poder volver, por eso y porque la gula me volvía loca.

Entre mi lista, obvio, estaban: 
  • "Magnolia Bakery" para probar su pudding increíble.
  • "Carlo's Bake Shop" y sus famosos Cannoli.
  • "Molly Cupcakes" para morir de amor viendo sus creaciones.
  • "Dominique Ansel Bakery" y sus archiconocidos cronuts que hay que pedir con antelación porque de lo contrario ni los hueles.
  • "Levain Bakery" para volverme loca con sus maravillosas cookies.
  • Alguna de las miles de heladerías "Ben&Jerry's", no podía perderme sabores que creo que jamás llegarán a España.
Evidentemente alguna de las bakery de la lista se quedaron en mi "Wish List", por lo que ya tengo una razón para volver, aunque para mí cualquier cosa es un buen motivo para viajar pero sobre todo el mayor sería poder hacer ese viaje con mi chico, con lo golosos que somos los dos creo que en la vuelta del avión necesitaríamos reservar más de un asiento para cada uno.

Os lo tomaréis a broma, pero no os podéis imaginar como iba mi maleta de Reese's, Hershey, M&M, etc. Mientras que mis amigas se volvieron locas en los Outlet de ropa, yo lo hice en las tiendas de chuches, la verdad es que no tengo solución y si encima alguien como mi chico me anima, la cosa puede ponerse bastante grave, y esto es más que literal.

Y como somos unos golosos al máximo, he querido recrear las maravillosas cookies de Levain. Grandotas, densas, cremosas, rellenas y jugosas, tiernas y crujientes a la vez, con un centro húmedo y pegajoso. En una frase, todo un placer para los sentidos. Y en esta recreación lo que he querido es disminuir la cantidad de calorías, azúcares añadidos y grasas pocos saludables que caracterizan estas galletas, intentando en la medida de lo posible que sepan a gloria y que sus ingredientes sean lo más saludables posibles y os puedo asegurar que he dado en la clave total.

Estas cookies son para ponerles un piso en la mejor zona de cualquier ciudad, qué digo cualquiera, nada de eso, están tan increíbles que se merecen un ático con vistas en pleno centro de Nueva York.

¡ Olé por mis cookies !

INGREDIENTES:

  • 250 grs de chips de chocolate s/a.
  • 2 grs sucralosa o edulcorante que utilices habitualmente.
  • 120 grs de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 65 grs de queso de untar light.
  • 1 huevo M.
  • 330 grs de harina de avena neutra.
  • 1 pizca de sal.
  • 10 grs de maicena.
  • 5 grs de bicarbonato.
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • Chocolate 70% mínimo.

ELABORACIÓN:


En un bol tamizamos las harinas junto con el bicarbonato. Añadimos después la sal y reservamos.

Batimos la mantequilla y la sucralosa junto con el queso de untar light hasta obtener una masa suave y cremosa, unos 4 minutos.

Agregamos el huevo ligeramente batido junto con la vainilla y mezclamos hasta que se haya integrado completamente.

Poco a poco vamos añadiendo toda la harina, hasta obtener una masa homogénea.

En ese momento, añadimos los chips de chocolate y mezclamos lo justo para que se integren y se repartan de manera uniforme por toda la masa.

Hacemos una bola con la masa y la envolvemos en papel film transparente. Metemos en la nevera un mínimo de 3 horas hasta que se endurezca. 

Transcurrido este tiempo, sacamos nuestra masa de la nevera y con la ayuda de una cuchara hacemos 8 porciones de 60 gr, que aplanaremos e iremos poniendo en una bandeja con papel vegetal.

Ponemos en el centro de cada galleta 10 grs de chocolate, tal y como veis en la siguiente foto.


Con el resto de la masa, hacemos bolas de unos 40 grs aproximadamente y con éstas vamos tapando  las galletas rellenas. Sellando bien los bordes. Sin aplastar el centro.

Congelamos un mínimo de 2 días antes de hornear.

Cuando hayan pasado los dos días, sed fuertes que merece la pena, precalentamos el horno a 180° y horneamos durante diez o doce minutos nuestras galletas, es importante no pasarse con el horno, queremos que el centro quede jugoso y tierno. Sacamos del horno y dejamos enfriar en la misma bandeja durante al menos diez minutos ya que nada más salir del horno son muy frágiles. Después es importante dejarlas enfriar sobre una rejilla.


Aquí podéis ver como las dejo enfriar en la rejilla, sufriendo mucho porque incluso calientes están brutales. De hecho, creo que aún templadas es como más buenas están. Así que si os cuesta esperar tanto como a mí, os dejo probarlas casi recién salidas del horno, ya me contaréis si sois de esperar o  por el contrario, sois tan impacientes como mi chico y yo.

Feliz semana, a disfrutar de lo que queda de mes de agosto con cuidado y precaución amigos.

Seguir leyendo

Magnum Doble de Cacahuete Saludable

jueves, 13 de agosto de 2020



Al fin llegaron mis moldes para helados, no imagináis lo contenta que me puse cuando vi entrar a mi chico por la puerta con el paquete en las manos. Se iba a trabajar y abrió el buzón para echar un vistazo porque tenía y corazonada y.....sorpresa, ¡Acertó de lleno!

Y como muy bien podéis imaginar, nada más tenerlo en mis manos me puse a estrenarlos. Llevaba tanto tiempo esperándolos y tantas ideas de helados diferentes que tenía que materializar una de ellas en ese mismo instante.

Para la primera ocasión, "El gran estreno", los ingredientes los tenía más que claros, chocolate y cacahuete no podían faltar y el resultado ha sido espectacular.

Morder esta maravilla cubierta de chocolate y descubrir que debajo de esta delicia te espera una capa generosa de crema de cacahuete es algo que todos tenéis que probar. No sé si habéis probado los Magnum que salieron hace un par de veranos, con crema de cacahuete (creo que ahora solo se pueden encontrar en tamaño mini, cosa que no me gusta nada porque con uno de esos no tengo ni para empezar), pues he querido recrearlos pero con un tamaño en condiciones y por supuesto, intentando que sean lo más saludables posibles.

Porque con este tipo de helados disfrutar de este anómalo verano se hace más llevadero. Además, yo, que soy una persona que podría vivir a base de helados, con estas recetas puedo hacerlo más a menudo sin tener tanto remordimientos pero con caprichos que me hacen feliz. Ya que este año se han truncado mis vacaciones vamos a disfrutar de pequeños placeres sin dejar de cuidarnos.

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE NATA:

  • 200 grs de nata para montar.
  • 100 grs de queso de untar light.
  • 1 gr de sucralosa o el edulcorante que prefieras.
  • 1/1 cucharadita de esencia de vainilla.
  • Mantequilla de cacahuete para la segunda capa.

INGREDIENTES PARA LA COBERTURA:

  • 300 grs de chocolate con leche s/a.
  • 20 grs de protein crunch sabor chocolate.

ELABORACIÓN:

En el bol de la amasadora montamos la nata junto con la sucralosa u el edulcorante que prefieras hasta que esté bastante dura.  Pasamos a un plato y reservamos en la nevera.

En el mismo bol de la amasadora, batimos el queso junto con la vainilla hasta que obtengamos una textura ligera.

Sacamos la nata de la nevera y mezclamos con el queso poco a poco, con la ayuda de una espátula y mediante movimientos envolventes, de esta forma evitaremos que la nata pierda aire y se baje.

Echamos la mezcla en los moldes de helado y ponemos en palitos en cada uno de ellos, alisamos con una espátula para que queden uniformes. Llevamos al congelador como mínimo 3 horas.

En un vaso alto, ponemos la mantequilla de cacahuete (toda la necesaria para poder meter los helados y cubrirlos). Sacamos nuestros helados del congelador, desmoldamos y bañamos uno a uno en la mantequilla de cacahuete. Los depositamos en una bandeja provista de papel de horno y volvemos a llevar al congelador hasta que la mantequilla de cacahuete se solidifique.

Mientras tanto, vamos a preparar la cobertura. Para ello, fundimos el chocolate y le añadimos los protein crunch, removemos bien y dejamos que atempere para evitar que se nos derritan nuestros helado al bañarlos en él.

Cuando la capa de crema de cacahuete se haya puesto dura, sacamos nuestros polos del congelador, y los sumergimos en el chocolate fundido con protein crunch. Vamos colocando los helados bañados en la misma bandeja que utilizamos antes con papel de hornear y volvemos a meter en el congelador hasta el momento de degustar.


Os aconsejo sacarlos unos 5-10 minutos antes de comerlos, para que al darles el primer  mordisco el centro del helado haya alcanzado la textura adecuada.

¿Verdad que con estas ideas el calor se hace más llevadero? Deseando ver vuestras creaciones.

Besos a todos y a disfrutar de la semana amigos.

Seguir leyendo

Muffins Saludables de Chocolate y Calabacín

jueves, 6 de agosto de 2020


La receta que hoy os traigo es más que especial. Llevaba tanto tiempo queriendo incluir alguna hortaliza en mis dulces que no podía esperar más y os aseguro que el resultado es tan bueno que jamás me lo hubiera imaginado.

Estos muffins, en palabras textuales de mi chico, son los mejores que ha probado nunca. Son densas, húmedas, con un sabor a chocolate intenso pero sin llegar a ser pesadas, sin azúcar y con un aporte extra de proteína gracias al yogur griego desnatado que he incorporado en su elaboración.

Vamos que volaron en cuanto enfriaron un poco, no quedaron ni las migas y os prometo que es totalmente literal. Y si pudierais oler la casa cuando están en el horno.....ese olor auguraba que estos muffins iban a ser todo un éxito.

Lo mejor de todo es que son tan sencillos y están hechos con unos ingredientes tan simples que estoy casi segura de que ahora mismo los tenéis en casa, porque no necesitáis nada especial para preparar estas pequeñas maravillas. Ya conocéis eso de que más es menos, pues esto le viene genial a mi receta de hoy.

INGREDIENTES:
  • 150 grs de harina integral de trigo, más 1 cucharada más.
  • 40 grs de cacao en polvo desgrasado s/a.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 1/4 cucharadita de bicarbonato.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 1 huevo grande.
  • 1 grs de sucralosa en polvo u otro edulcorante.
  • 118 ml de aceite vegetal de coco.
  • 60 ml de café, temperatura ambiente.
  • 120 grs de yogur griego desnatado.
  • 1 calabacín mediano rallado.
  • 180 grs de chips de chocolate semidulce y 30 grs más para la decoración.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180° y preparamos nuestra bandeja de cupcakes con las cápsulas de papel que hayamos elegido para la ocasión. Reservamos.

En el procesador de alimentos vamos a triturar el calabacín bien lavado y con piel, hasta obtener unos trocitos muy pequeños sin llegar a que parezca puré. Reservamos.

En una taza mezclamos los 180 grs de chips de chocolate semidulce con la cucharada de harina integral que teníamos de más, esto ayudará a que el chocolate no se baje a la base de nuestros muffins y permanezcan por todo el bizocho. Reservamos.

En un bol, agregue la harina integral de trigo, el cacao en polvo, la sucralosa, la levadura en polvo, el bicarbonato y sal y removemos bien hasta integrar por completo todos los ingredientes.

En otro bol, vamos a mezclar los ingredientes húmedos, es decir, el huevo, el aceite vegetal, el café y el yogur y mezclamos bien también.

Ahora, vamos a echar los ingredientes húmedos en la mezcla de harina y mezclamos levemente con la ayuda de unas varillas.

En este momento, agregamos el calabacín rallado que teníamos reservado y las chispas de chocolate a que teníamos mezcladas con la cucharada de harina e integramos bien en la masa.

Con la ayuda de una cuchara para hacer bolas de helado, vamos poniendo masa en las cápsulas que teníamos preparas en la bandeja para cupcakes, las llenaremos 3/4 de su capacidad. En este momento, repartimos por la superficie de nuestros muffins los otros 30 grs de chips de chocolate.

Introducimos en el horno durante unos 20 minutos o hasta que al pinchar nuestros muffins con un palillo, éste salga limpio aunque sí saldrá un poco húmedo.


Sacamos de horno y esperamos a que se enfríen por completo para hincarles el diente, eso si sois capaces de resistir la tentación porque el aroma que desprenden es demasiado provocador.


Os recomiendo que aprovechéis estos días en los que las temperaturas nos están dando una tregua para encender el horno y merendar estas maravillas que hoy os traigo, aunque yo los hice en plena ola de calor y os aseguro que me mereció la pena y más, pero es que yo soy una impaciente y como se me meta algo en la cabeza no puedo parar.

Feliz primera semana de agosto amigos, disfrutar mucho.


Seguir leyendo