Páginas

Tarta Húmeda de Plátano y Dulce de Leche Saludable

jueves, 8 de noviembre de 2018


Tal y como os prometí la semana pasada cuando publiqué mi receta de "Dulce Leche Saludable", hoy os traigo una idea perfecta para acompañarlo.

Un tarta húmeda de queso y plátano sin azúcares añadidos ni grasas, perfecta para cualquier ocasión y disfrutar de un buen postre sin remordimientos. De hecho, esta es la tarta que preparé para celebrar el cumpleaños de mi abuela y la verdad es que me encantó.

Queda muy jugosa y tierna, además de que el plátano le aporta una dulzura especial que junto con la base crujiente de galletas y dátiles, hacen que esta tarta sea toda una delicia.

Además, se prepara en nada de tiempo y es ideal para aprovechar esos plátanos que tenemos en el frutero muertos de la risa y a los que no sabemos cómo darles salida. Pues aquí me tenéis a mí, que como siempre, os traigo ideas varias siempre ricas, sencillas y saludables.

INGREDIENTES PARA LA BASE:

  • 8 dátiles naturales.
  • 2 cucharadas de aceite de coco.
  • 2 cucharadas de agua.
  • 200 grs de galletas integrales sin azúcar.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:
  • 600 grs de requesón desnatado.
  • 200 grs de queso de untar light.
  • 100 ml de leche evaporada.
  • 3 plátanos maduros.
  • 2 huevos M.
  • 4 cucharadas de sirope de Ágave.
  • 1/2 cucharadita de vainilla en pasta sin azúcar.


DECORACIÓN:
  • Dulce de Leche saludable. Receta aquí.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde de 20 cm con papel vegetal en su base. Reservamos.

Comenzamos nuestra tarta preparando la base de galleta. Para ello, ponemos todos los ingredientes en un procesador de alimentos y trituramos hasta que todos los ingredientes se integren y se forme una masa densa. Si es necesario y veis que la masa os queda muy compacta, podéis añadir un poco más de agua hasta obtener la consistencia adecuada. Debe ser como la de cualquier otra Cheesecake, para que os hagáis una idea.

Echamos esta mezcla en el molde que teníamos reservado y, presionando con la mano o con una cuchara, repartimos toda la masa de galletas hasta cubrir completamente la base y las paredes del molde. Reservamos en al nevera para que solidifique.

Mientras la base se enfría, preparamos el relleno. Para ello, echamos el requesón en un bol y con la ayuda de una batidora de mano batimos bien para que no queden grumos.

Agregamos el resto de ingredientes al requesón triturado y volvemos a batir hasta que todos los ingredientes se integren y obtengamos una mezcla ligera y cremosa.

Sacamos nuestra base de la nevera y echamos esta mezcla sobre la misma.

Horneamos al Baño María durante 40 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar nuestra tarta con un palillo, éste salga limpio.

Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo. Lo ideal es que pase toda la noche en la nevera, de esta manera los sabores, tanto del queso como del plátano se intensifican y queda más rica e intensa.

Para desmoldarla, pasamos la punta de un cuchillo por el borde del molde y listo.

La cubrimos de nuestro dulce de leche saludable por toda la superficie. Y ahora sí, a disfrutar de los lindo, porque fresquita, recién salida de la nevera es toda una maravilla.

Seguiremos endulzándonos la vida con otra receta saludable la próxima semana.

Besos a todos.