Páginas

Tortitas Fitness altas en Proteína

jueves, 19 de mayo de 2016


Hoy si que os traigo mi desayuno Fit por excelencia y es que estas tortitas de avena y proteína me vuelven loca y me dan tanta energía que aunque tenga que madrugar, el inicio del día se ve con otra alegría.

Lo mejor de todo amigos, es que he descubierto que puedo hacerlas el día de antes y calentarlas un par de segundos en el micro antes de comerlas y el resultado es espectacular, casi como recién hechas.

No sé si recordaréis que uno de los problemas para disfrutar de mi desayuno preferido era que necesitaba tiempo para prepararlo y claro, en un combate a muerte con unos minutos más en la cama…..la cama ganaba por goleada, pero el otro día probé a hacer como con los crèpes y el resultado me ha encantado, así que ya no tengo excusa para no empezar el día de la mejor manera posible.

Estas tortitas son altas en proteínas, ya que a parte de las claras de huevo yo le añado proteína en polvo con el fin de disminuir la cantidad de harina y con esto de hidratos de carbono, pero no os preocupéis si no tenéis o no usáis proteína en polvo, podéis sustituir ésta por la misma cantidad pero de harina de avena.

Es decir, si no tenéis proteína en polvo sustituis ésta por más harina de avena y listo, quedarán igual de deliciosas, estoy segura de que os encantarán.

Yo las suelo acompañar, de frutas, normalmente un kiwi y mermeladas sin azúcar pero la variedad de acompañamientos es infinita, eso ya queda a vuestro gusto.

Vamos con la receta, sencilla pero exquisita.

INGREDIENTES:

  • 70 grs de proteína whey en polvo, yo he usado sabor vainilla.
  • 40 grs de harina de avena, yo uso los copos triturados sin ningún sabor.
  • ½ cucharadita de edulcorante líquido.
  • ½ cucharadita de vainilla en pasta.
  • 2 cucharadas de queso batido 0%.
  • 1 cucharadita de levadura en polvo.
  • 90 ml de claras pasteurizadas.


ELABORACIÓN:

En un bol, ponemos todos los ingredientes y con la ayuda de la batidora mezclamos bien hasta que no haya grumos y hasta obtener una mezcla un tanto espesa, si vemos que nos queda muy muy espesa añadimos un poco más de claras, es un poco a ojo hasta obtener la textura adecuada. A mí me gusta que queden espesas porque luego suben mucho con el calor y quedan muy esponjosas.

Ponemos una sartén a fuego lento, engrasamos la misma con un poco de aceite, podemos retirar el exceso de grasa con un papel de cocina, cuando la sartén esté caliente, agregamos una cucharada generosa de masa hasta cubrir toda la superficie de la sartén.

Cuando esté cocinada por un lado le damos la vuelta con la ayuda de una espátula, para que se dore por el otro, en un par de minutos las tendremos listas.

Repetimos este proceso hasta terminar con toda nuestra masa.

Qué ricas, ¿verdad? Ufff solo de ver las fotos me dan ganas de desayunar de nuevo jeje.

Espero que os animéis a desayunar Fit y delicioso, y sobre todo que me lo contéis.

Feliz semana, un beso a todos y hasta el jueves próximo.