Páginas

Lemon Pie de Anna Olson

jueves, 2 de febrero de 2017


Una vez más mi madre era la protagonista del día. Su cumpleaños.

La tarta que le hiciera tenía que llevar sí o sí merengue, ya que es su dulce preferido. Así que con estos datos lo tenía claro: merengue y el libro recién comprado de mi adorada Anna Olson.

Hace un tiempo probamos la Lemon Pie y la verdad es que nos encantó y mira que no lleva chocolate. Al principio estaba escéptica con respeto a esta tarta pero cuando la probé por primera vez, realmente me enamoró. Por eso siempre que tengo ocasión y paso cerca de Celicioso compro un trozo y lo disfruto como la que más.

La combinación es exquisita y hacen que los ingredientes se mezclen formando un equilibrio perfecto de sabores. La acidez de la crema de limón junto con el dulzor característico del merengue hacen que esta tarta sea sencillamente perfecta.

Nunca antes la había intentado hacer en casa, era de esas tartas que tienen en la lista de pendientes desde hace tiempo y que por unas cosas u otras no terminas nunca de preparar, pero había llegado el momento perfecto para hacerla y vaya si mereció la pena.

¡Quedó perfecta y deliciosa! Espero que os animéis a prepararla en casa como he hecho yo.

INGREDIENTES PARA LA BASE:

  • 250 grs de mantequilla fría sin sal.
  • 580 grs de harina común.
  • 5 grs de sal.
  • 1 huevo frío.
  • 30 ml de agua fría.
  • 10 ml de vinagre.

INGREDIENTES PARA LA CREMA DE LIMÓN:

  • 435 ml de agua.
  • 310 grs de azúcar blanca.
  • La ralladura de la cáscara de un limón.
  • 97 grs de maicena.
  • 5 yemas (reservamos las claras para el merengue).
  • 160 ml de zumo de limón.
  • 30 grs de mantequilla sin sal.

INGREDIENTES PARA EL MERENGUE ITALIANO:

  • 5 claras a temperatura ambiente.
  • 250 grs de azúcar.
  • 5 grs de crémor tártaro.
  • 60 ml de agua.

ELABORACIÓN DE LA BASE:

En un bol ponemos la mantequilla fría cortada en cubos, añadimos la harina, el azúcar y la sal y mezclamos bien hasta que la masa tenga la textura de migas gruesas.

En otro bol, batimos el huevo, el agua y el vinagre. Añadimos la masa a este bol de una sola vez, mezclando hasta que obtengamos una masa homogénea.

Le damos forma de cilindro  y la envolvemos en film transparente, dejamos reposar en la nevera durante al menos una hora antes de estirar.

PREPARACIÓN DE LA CREMA DE LIMÓN:

Llevamos a ebullición el agua en una cazo junto con 250 grs del azúcar que teníamos reservado para la crema y la ralladura de limón.

En un bol, mezclamos el resto del azúcar, unos 60 grs, con la maicena, el zumo de limón y las yemas.

Cuando el agua haya hervido, la agregamos a la mezcla anterior, removemos energicamente y volvemos a llevar al fuego, batimos a fuego medio hasta que espese y comience a burbujear, unos 4 minutos aproximadamente. Retiramos del fuego.

En un bol, colocamos la mantequilla  y sobre la misma añadimos la crema de limón a la vez que la colamos, paso importante para que la crema quede suave y sedosa. Removemos bien hasta que la mantequilla se derrita por completo.

Tapamos el bol con film transparente piel con piel y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

MONTAJE DE LA TARTA:

Transcurrido el tiempo de reposo de la base de nuestra tarta, la sacamos de la nevera y la dejamos reposar 30 minutos antes de estirarla.

Sobre una superficie enharianda y con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa hasta que tenga un grosor de unos 3mm. 

Colocamos nuestra base en un molde redondo de unos 23 cm de diámetro, si es necesario podemos recortar los bordes para que quede justa al molde. Refrigeramos unos 20 minutos antes de hornear.

Mientras tanto, precalentamos el horno a 190º. Cuando hayan pasado los 20 minutos, sacamos nuestro molde de la nevera y cubrimos la base con papel de aluminio, sobre el mismo colocamos algo de peso, yo he usado legumbres que tengo reservadas para esto, con ello, ayudaremos a que la masa no suba mientras se hornea.

Horneamos durante 20 minutos, transcurrido este tiempo, retiramos el papel de aluminio y las legumbres y volvemos a hornear unos 12 minutos más hasta que los bordes de la masa adquieran un color dorado.

Sacamos del horno y mientras la base sigue caliente, batimos una clara de huevo y pincelamos toda la base con la misma, con esto lo que vamos a conseguir es que no se humedezca. Dejamos enfriar la base.

Cuando se haya enfriado por completo, rellenamos la tarta con la crema de limón y refrigeramos hasta que quede firme, unas 2 horas aproximadamente.

PREPARACIÓN DEL MERENGUE:

Para el merengue, precalentamos el horno a 180º. Retiramos la tarta de la nevera para entibiarla un poco, unos 30 minutos.

En el bol de nuestra amasadora, batimos las claras con 60 grs de azúcar y el crémor tártaro hasta lograr un pico medio cuando levantemos el batidor.

En una cacerola, llevamos a ebullición el agua junto con el azúcar restante. Sin revolver, dejaremos que el agua hierva hasta alcanzar 115º, para esto necesitamos un termómetro.

Cuando el agua haya alcanzado esta temperatura, con mucho cuidado vamos echando el almíbar caliente en los costados del bol donde tenemos el merengue mientras batimos a velocidad media-alta. Seguimos batiendo a alta velocidad hasta que el merengue se enffríe y adquiera una consistencia adecuada.

Con la ayuda de una espátula repartimos una generosa capa de merengue sobre la crema de limón, a continuación, introducimos el resto del merengue en una manga pastelera provista de una boquilla redonda y decoramos nuestra tarta con picos por toda la superficie.

Colocamos nuestra tarta sobre una placa y horneamos unos minutos hasta que veamos que el merengue adquiere un ligero color tostado.

La Lemon Pie puede prepararse hasta con un día de antelación y conservarse en la nevera hasta 2 días.

Y hasta aquí la receta de hoy, una tarta fresca, ligera y perfecta para hacer que cualquier ocasión se convierta en un momento especial.

Un beso fuerte a todos y gracias por estar aquí cada semana, nos vemos el próximo jueves amigos.

¡Besos mil!