Páginas

Mini Tartas de Galletas, Fresa y Chocolate sin Azúcar

jueves, 24 de noviembre de 2016


Qué difícil es aguantar las ganas de comerte un dulce cuando estás a dieta, ¿verdad? Seguro que todos conocéis esa sensación.

Pues así he estado yo toda la semana pasada, deseando que llegara el fin de semana para darme un homenaje, y es que ahora que he vuelto a las andadas de cuidarme,  tengo un día en el que como lo que quiero incluyendo un postre (aunque si lo pienso realmente sería capaz solo de quedarme con el postre y olvidarme del resto jejeje), a esto lo llaman “Cheat Meal” o “Comida trampa”, sirve para animarnos a seguir con la dieta y a liberar un poco la mente y el cuerpo con caprichos gastronómicos y de esta forma hacer más llevadera la rutina de comer sano.

A esto de que tengo un día de comer lo que quiero, me refiero a una comida o una cena, no todo el día, lo ideal sería hacerlo en la hora de la comida pero yo suelo hacer en la cena, lo sé, lo es lo más conveniente, pero es que disfruto más de la noche y por consiguiente de saltarme la dieta a la hora de cenar jejeje, yo siempre en contra de la norma, qué le vamos a hacer.

Pues bien, para esta semana, con eso de que no llevo mucho tiempo haciendo las cosas a “raja tabla”, por unas cosas o por otras aún no estoy al 100%, quería darme un capricho pero que no fuera de lo más calórico del mundo mundial, quería seguir un poco en la buena línea pero sin renunciar a mi adorado “Cheat  Meal”, por eso comencé a pensar en realizar un postre que no tuviera azúcares añadidos y que tuviera un poco menos de calorías, así me daba mi capricho semanal pero sin llegar a límites universales de calorías.

Tenía antojo de tarta, de una tarta de esas densas, con cuerpo y por supuesto con chocolate….justo en ese momento me acordé de la famosa y conocida en todas las casas del mundo “Tarta de galletas”, la quería y la necesitaba a partes iguales, así que…manos a la obra.

Para ello necesitaba ingredientes que no tuvieran azúcares añadidos, la receta tradicional, al menos la que hace mi madre lleva crema pastelera entre las capas de galletas pero para esta ocasión, iba a simplificar aún más la receta y solo iba a ponerle mermelada sin azúcar.

El resultado, os lo podéis imaginar, me supo a gloria, bueno a mí y a toda mi familia porque ya que me pongo a hacer….hago más de una para cada uno jejeje no vaya a ser que me quede con ganas de más y para un día a la semana que puedo disfrutar de un dulce no será.

En menos de quince minutos ya tenía preparadas las mini-tartas de galletas sin azúcar, contaba los minutos para que el chocolate cogiera un poco de cuerpo y poder hincarle el diente.

¡Saben maravillosamente bien!


INGREDIENTES:

  • Galletas tipo Digestive sin azúcar.
  • Mermelada de fresa Hero Diet.
  • 1/2 vaso de leche desnatada sin lactosa.
  • 3 cucharadas de leche desnatada sin lactosa.
  • 120 grs de chocolate con leche sin azúcar Valor.


ELABORACIÓN:

En un plato ponemos el vaso de leche, la cual debe de estar  a temperatura ambiente.

En el mismo, vamos mojando las galletas, las sumergimos poco tiempo para evitar que se rompan.

Colocamos la galleta mojada en la leche sobre una rejilla y sobre la misma ponemos un poco de mermelada de albaricoque sin azúcar, la extendemos bien sobre toda la superficie. Repetimos la operación tantas veces como queramos, según la altura que queramos que tengan nuestras mini-tartas.

 Yo puse cinco, ¡Me encantan los números impares!

Cuando hayamos alcanzado la altura deseada para nuestras tartas, las reservamos mientras preparamos la cobertura de chocolate con leche sin azúcar.

Para ello, ponemos el chocolate troceado en un bol apto para el microondas junto con las tres cucharadas de leche desnatada sin lactosa, introducimos en el micro durante intervalos cortos de tiempo, con el fin de que no se nos queme. Transcurridos estos tiempos, sacamos y removemos con la ayuda de una cuchara para que se funda por completo.

Cuando el chocolate se haya fundido y se haya integrado con la leche, ponemos una cucharada generosa sobre la superficie de galleta de nuestras tartas de galletas y mermelada, las cuales teníamos reservadas.

Cuando hayamos repartido el chocolate por todas las tartas, dejamos enfriar el chocolate.

Espero que seáis fuertes y podáis resistir la tentación de dejar que el chocolate se enfríe un poco, os puedo asegurar que resulta muy complicado, de hecho creo que éste es el único paso complicado de toda la receta.

Sencilla, ¿verdad? Pues si os pasa como a mí, que queréis daros un capricho con un poco menos de azúcar y menos calorías, aunque sé que tiene unas cuantas jejeje, aquí tenéis una receta ideal para ello.

Espero que os haya gustado, ya me contaréis si os animáis a hacerla.

Un beso enorme y hasta la próxima receta. Nos vemos el jueves amigos.