Páginas

Helado Vegano de Coco y Arándanos (sin gluten y sin lácteos)

jueves, 21 de julio de 2016



Volvemos a la carga con una receta perfecta para combatir el calor y porque no hay nada que más me guste que un helado, ya sea verano o invierno, esta receta se hace perfecta.

Y es perfecta por varias razones, os las enumero a continuación (espero convenceros para que los probéis en casa):

  • Solo se necesitan tres ingredientes.
  • No contiene gluten.
  • No contiene lácteos.
  • No contiene azúcar refinada.
  • Es sencilla y rápida de preparar.
  • Solo necesitas cinco minutos.
  • Apenas se manchan útiles de cocina, solo necesitas una batidora.
  • Llena de antioxidantes gracias a los arándanos.
  • Sabor intenso aportado por la leche de coco.
  • Ideal para continuar cuidándonos.

¿Os animáis? Y lo mejor de todo es que están de vicio total. No puedo dejar de comerlos. La combinación de sabores resulta ideal y añadirle el sirope de arce para sustituir cualquier otro tipo de edulcorante ha sido un verdadero acierto.

Hace poco compré un molde para hacer polos, pensando en mi gran pasión por los helados (tan incompatible con el cuidado corporal y mis bikinis jejeje) con el fin de poder darme caprichos saludables durante todo el verano. Por supuesto que no voy a dejar de comer mis helados preferidos pero si puedo quitarme alguno y sustituirlo por estas delicias....¡Así disfruto sin remordimientos!


INGREDIENTES:


  • 300 ml de leche de coco sin azúcar añadida.
  • 3 tazas de arándanos frescos.
  • 2-3 cucharadas de sirope de arce.


PREPARACIÓN:

Ponemos todos los ingredientes en el vaso de nuestra batidora y trituramos hasta que todos los ingredientes se integren. Debemos obtener una especie de puré.

Vertemos esta mezcla en nuestro molde para polos e introducimos en el congelador hasta que solidifique por completo.

Para desmoldar es importante sacar unos minutos antes del congelador y darle un poco de calor con nuestras manos, incluso puede ser necesario mojar el molde con un poco de agua tibia para ayudar a que los polos se suelten.

Y ahora leyendo la receta, os dais cuenta de que todo lo que os decía anteriormente es cierto ¿verdad?.

Sencilla, rica, nutritiva, fresca, deliciosa y sana. Esta receta se convierte en ideal para refrescar el verano de toda la familia de la forma más saludable posible.

Un beso fuerte a todos, nos vemos la próxima semana con la última receta antes de coger vacaciones.

Disfrutad mucho de la semana, nos vemos en siete días amigos.