Páginas

Cuadraditos Fit de Manzana y Coco

jueves, 9 de junio de 2016


Hoy os traigo un bocado ideal para reponer fuerzas a media mañana. A parte de ser una receta deliciosa es muy sencilla y rápida de preparar, se hace en un periquete y solo se necesitan tres ingredientes.

Pero aún tiene más características positivas que podemos destacar, por ejemplo que se trata de una tentempie muy enérgico, ideal para adultos y niños. No contiene nada de azúcar y su tamaño y forma los hacen muy fáciles de llevar y transportar, los me los llevo al colegio y estoy deseando que llegue la hora del almuerzo.

Se pueden conservar en la nevera durante aproximadamente una semana, dentro de un recipiente cerrado donde no entre el aire.

Su textura es suave, densa, ligeramente crujiente y sabrosa. La mezcla del coco y la manzana hacen que estos pequeños cuadrados sean una verdadera delicia para el paladar.

INGREDIENTES:

  • 360 grs de compota de manzana sin azúcar.
  • 200 grs de coco deshidratado sin azúcar añadido.
  • 100 grs de copos de avena enteros.

ELABORACIÓN:

Antes de comenzar con los pasos para elaborar los cuadrados de manzana y coco, me gustaría mencionar que la compota de manzana podemos comprarla hecha o hacerla casera.

En mi caso la preparé casera, usando manzanas reinetas de la siguiente manera. Para ello, pela las manzanas y las cortas en láminas, similares a cuando cortamos patatas para tortilla, las ponemos en un bol resistente al microondas, añadimos una rama de canela y edulcorante líquido al gusto, tapamos la mezcla con film transparente e introducimos en el micro durante unos 5 minutos.

Transcurrido este tiempo, sacamos del micro, destapamos con cuidado y removemos. Repetimos la operación del microondas tantas veces como sea necesario para que la manzana quede blandita.

Dejamos enfriar por completo antes de utilizarla para nuestros cuadrados, es importante retirar la rama de canela antes de usar.

Ahora ya sí, comenzamos con nuestros cuadrados de manzana y coco. Para ello, precalentamos el horno a 200º y preparamos una bandeja de horno con papel de hornear en el fondo. Reservamos.

En un recipiente, mezclamos todos los ingredientes hasta que obtengamos una mezcla homogénea y pegajosa.

Distribuimos nuestra mezcla en la bandeja de horno que teníamos reservada de manera uniforme y horneamos durante unos 30 minutos aproximadamente y hasta que nuestros cuadraditos estén un poco dorados.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo. Con la ayuda de un cuchillo de sierra cortamos en cubitos del tamaño que deseemos.

Y ahora ya, una vez fríos podemos disfrutar de estos deliciosos cuadrados. Os advierto que si sois amantes del coco, esta receta se va convertir en una de vuestras recetas de cabecera sin lugar a dudas.

Un beso enorme a todos, gracias por estar ahí y hasta la próxima semana.