Páginas

BUNDT CAKE DE AVELLANAS

lunes, 8 de abril de 2013





La semana pasada me compré un maravilloso molde Bundt de NordicWare, mi primer molde de este tipo y por supuesto no el último jejejeje son tan bonitos y los bizcochos quedan tan bien que realmente son un vicio.

A este paso tendré que salirme de casa para dejar espacio a todos los cachivaches  que voy comprando, porque cada vez que me meto en una tienda de repostería salgo con infinidad de cosas que no voy a usar en ese momento, pero que las compro por si acaso y porque me gusta tenerlas en casa para cuando me entra la inspiración estar preparada al cien por cien jejeje.

Os pongo unas fotitos de mi maravilloso molde  :D



Ahora vamos con la receta, espero que os guste:


INGREDIENTES:

  • 250  grs de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 420 grs de harina normal.
  • 4 huevos.
  • 1 yema de otro.
  • 150 grs de azúcar blanca.
  • 150 grs de azúcar moreno.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato.
  • 250 cc de buttermilk.
  • 3 cucharadas abundantes de avellana en pasta. Yo he utilizado la de HomeChef. Os pongo una foto para que veáis de lo que hablo.






NOTA: el Buttermilk podéis encontrarlo en los supermercados LIDL pero podéis hacerlo casero. Yo mezclé 245 ml de leche entera con una cucharada de zumo de limón, lo dejamos reposar unos minutos hasta que veamos que la leche se ha cortado y.....tachán...ya está listo el Buttermilk.



ELABORACIÓN:


Precalentamos el horno a 180 º y engrasamos bien nuestro molde con mantequilla, muy bien por todos los bordes y esquinitas de nuestro adorado molde para Bundt Cake. Reservamos.

En un bol tamizamos la harina, la sal y el bicarbonato. Reservamos.

En una taza, mezclamos nuestro Buttermilk, si lo hacéis vosotros esperar a que la leche se mezcle con el zumo de limón y adquiera el aspecto de "leche cortada", junto con la pasta de avellana y reservamos también.

En el bol de la amasadora, mezclamos la mantequilla con el azúcar blanca y el azúcar moreno, hasta que todos los ingredientes se integren bien. A continuación, vamos añadiendo poco a poco los huevos (previamente batidos ligeramente) y la yema, no añadiremos todos a la vez, lo tenemos que ir haciendo poco a poco hasta obtener una mezcla homogénea.

Ahora es el momento de añadir un poco de la mezcla de harina, bicarbonato y sal y un poco de la mezcla de buttermilk y la pasta de avellanas y batimos bien. Repetimos este proceso de nuevo y volvemos a batir y así hasta acabar con la mezcla de harina y la mezcla de buttermilk. Yo lo hice en tres veces cada mezcla, de esta forma conseguimos que no se formen grumos y obtenemos una mezcla homogénea.

Para terminar, echamos la mezcla en nuestro molde y lo metemos en el horno durante aproximadamente 50 minutos o hasta que  al pinchar el bizcocho, éste salga limpio.

Una vez que está hecho, sacamos del horno y dejamos reposar dentro del molde 10 minutos, transcurridos estos 10 minutos desmoldamos y dejamos enfriar sobre una rejilla.



Para decorar, yo espolvoreé azúcar glass.




Es un bizcocho muy jugoso y delicioso que no os dejará indiferentes, tenéis que probarlo si no lo habéis hecho ya porque estoy segura de que os encantará!!!

¡¡Hasta pronto!!