Páginas

Brownie Vegano de Aquafaba y Chips de Mantequilla de Cacahuete

jueves, 17 de mayo de 2018


Hoy os traigo una receta muy especial, vegana y deliciosa.

Tenía muchas ganas de elaborar alguna receta con el "Aquafaba", muchos de vosotros sabéis que no como carne ni embutidos desde hace más de 13 años, que se dice pronto. Es cierto que como huevos así como otros alimentos procedentes de animales (leche, queso, yogures, etc.), pero tenía muchas ganas de sustituir las claras de los huevos que utilizo en alguno de mis bizcochos, montadas a punto de nieve, por otro ingrediente de origen vegetal.

Habréis leído en el nombre de la receta, que mi Brownie está hecho con "Aquafaba". Para los que no lo sepáis, se llama aquafaba a la unión de las palabras aqua (agua) + faba (alubia), y básicamente es el caldo viscoso que viene en los botes de legumbres cocidas.

Por lo tanto es el líquido resultante de la cocción de cualquier legumbre. Normalmente se utiliza el agua de cocción de los garbanzos, tal y como he hecho yo en esta receta, por tener un sabor más neutro pero, podéis hacerlo con el de alubias blancas, rojas, lentejas… 

Hace tiempo que leí en internet que resulta el sustituto perfecto del huevo, por lo que yo tenía que probarlo y ver si era verdad o no. 

Existen varias opciones, se puede utilizar el que viene en los botes de legumbres cocidas, la cual es la opción más rápida y cómoda y la que yo he elegido para este pastel que os comparto hoy. Pero también puedes obtener "aquafaba" de la cocción de legumbres en seco, dejando reposar durante más tiempo el agua hasta que tenga una consistencia espesa y viscosa, similar a la clara de un huevo. 

El auge de la cocina vegana es una de las razones por las que este ingrediente, que hasta hace muy poco todos desechábamos, se ha puesto de moda. Sustituir el huevo no resulta tarea fácil para los veganos, ni para los alérgicos. 

Además, es muy fácil de conseguir. A diferencia de muchos ingredientes que se usan en la cocina vegana y vegetariana, que hay que buscarlos en tiendas especializadas y herbolarios, encontrar aquafaba no tiene ninguna dificultad. Todo el mundo tiene acceso a ella y para colmo resulta un ingrediente baratísimo.

Mirando por la red os cuento que el origen de la aquafaba se remonta al año 2014, cuando el chef francés Joël Roessel descubrió que el agua de las judías enlatadas y otras legumbres tenía una textura similar a la clara de huevo, por lo que se planteó usarla para formar espumas. En su blog compartió varios experimentos con este ingrediente y publicó varias recetas elaboradas con aquafaba, como la isla flotante (un postre que lleva merengue) o la mousse de chocolate.

Y después de daros toda la información que he podido recopilar sobre este nuevo ingrediente, os digo que para mí ha sido todo un descubrimiento sorprendente y a partir de ahora, el líquido de mis garbanzos nunca más irá al desagüe porque las posibilidades que ofrece en el mundo de la repostería son innumerables.

Además, estaba como loca por utilizar el cacao desgrasado puro que me traje de mi viaje a Nueva York, mi amado cacao "Hershey's" y os puedo asegurar que el sabor es.......tremendo. Eso sí, podéis usar cualquier otro cacao desgrasado, pero yo tenía que aprovechar esta oportunidad para por fin abrir el bote.

INGREDIENTES:

  • 200 ml de aquafaba.
  • 4 cucharaditas de aceite de coco derretdo
  • 1/2 taza de cacao puro desgrasado sin azúcar añadido.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 3 cucharadas de sirope de ágave.
  • 1/2  taza de leche vegetal de almendras sin azúcar añadido.
  • 80 grs de harina de avena.
  • 1 cucharita de levadura química.
  • 1/2 taza de chips de mantequilla de cacahuete.
  • 80 grs de chocolate negro 80% sin azúcar añadido.

PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde para brownie poniendo papel vegetal en su base. Reservamos.

En el bol de la amasadora ponemos la aquafaba y batimos a máxima velocidad hasta que llegue a punto de nieve. Reservamos.

En un bol, mezclamos el aceite de coco junto con el cacao, la vainilla, la leche y el sirope de ágave hasta que todos los ingredientes se integren.

Cuando hayamos obtenido una mezcla de cacao similar al sirope, vertemos con cuidado esta salsa sobre la aquafaba y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes y con mucho cuidado para evitar que la aquafaba se baje, hasta que obtengamos una mezcla este homogénea.

Por lo último, agregamos la harina y la levadura, las cuales habremos tamizado previamente, y mezclamos bien también con movimientos envolventes.

Echamos la masa en el molde que teníamos reservado y espolvoreamos por la superficie los chips de mantequilla de cacahuete y el chocolate negro troceado. Horneamos unos 20 minutos o hasta que al pinchar nuestro brownie con un palillo, éste salga practicamente limpio.


Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo antes de degustar, aunque os tengo que confesar que templado con una bolita de helado es tremendo, ideal para cualquier momento del día.

Ahora os toca decidir como tomarlo, templado o frío, yo os aseguro que queda delicioso de cualquier manera.

Animaos a probar recetas veganas, os sorprenderán tanto como a mí.

Un beso fuerte y hasta el próximo jueves.