Páginas

Brownie de Garbanzos Sin Azúcar, Chocolate y Chip de Mantequilla de Cacahuete

jueves, 31 de mayo de 2018



Llevo un tiempo viendo en las redes un montón de recetas dulces hechas con garbanzos y la verdad es que la curiosidad por hacer una ha podido conmigo. Por eso, y aprovechando que hace una par de semanas utilicé la "aquafaba" de un bote de garbanzos para hacer un brownie de chocolate, preparé esta receta que me sorprendió gratamente.

La receta está sacada del blog de Megasilvita pero lo he adaptado y variado alguno de sus ingredientes por otros que a mí me apasionan. Vi en su IG que hacía un Storie y la vi dándole un bocado a su "cookie de garbanzos" y me volví loca, tarde nada y menos en ponerme a abrir el bote de garbanzos.

El resultado es sorprendente, queda jugoso, tierno y denso y si no te dicen cual es su ingrediente principal es imposible adivinarlo porque no tiene ni el más mínimo sabor a la legumbre reina de la receta.

INGREDIENTES:

  • 110 grs de harina de avena.
  • 160 grs de garbanzos cocidos.
  • 135 ml de leche de almendras sin azúcares añadidos.
  • 2 cucharas de edulcorante líquido.
  • 1 cucharadita de pasta de vainilla sin azúcar.
  • 90 grs de chocolate negro sin azúcar Valor troceado.
  • 70 grs de Chips de Mantequilla de Cacahuete.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde poniendo papel vegetal en su base. Reservamos.

En la batidora ponemos los garbanzos cocidos (previamente aclarados) junto con el edulcorante líquido, la leche de almendras y la pasta de vainilla y trituramos todo hasta obtener una crema ligera y homogénea.

A continuación, añadimos la harina de avena y removemos con movimientos envolventes con la ayuda de una lengua de silicona.

Para terminar, agregamos 70 grs del chocolate negro sin azúcar y y 40 grs de los chips de mantequilla de cacahuete y mezclamos. Echamos nuestra masa en el molde que teníamos reservado y para terminar, repartimos por encima el resto de trocitos de chocolate negro sin azúcar y mantequilla de cacahuete de manera uniforme.




Metemos en el horno durante unos 30 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar nuestro brownie con un palillo, éste salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo a temperatura ambiente antes de consumir.

Espero que os haya gustado la receta de hoy, es cierto que no es nada nuevo ni sorprendente pero al menos os traigo otros ingredientes que podéis introducir en esta receta porque no hay nada mejor como innovar.

Un beso fuerte y hasta el próximo jueves amigos.