Páginas

Corazones Fit De Mantequilla de Cacahuete

miércoles, 14 de febrero de 2018



Hoy adelanto la receta un día. Todos sabéis que siempre publico los jueves, pero aprovechando que hoy es San Valentín y que justo este fin de semana preparé esta receta Healthy, me parecía buena idea compartirla con vosotros un día antes por si os animáis a prepararla en casa para tomarla como postre esta noche.

Sé que no os he dado mucho tiempo pero como es una receta sencilla y rápida, si os ponéis manos a la obra, la tendréis lista para enamorar a quien se os ponga por delante.

Y para celebrar que es el día del amor, ojo que para mí todos los días deberían ser así, nada mejor que una de las combinaciones de sabores que más enamorada me tienen del mundo mundial:


CHOCOLATE + MANTEQUILLA DE CACAHUETE



Y es que para mí no existe nada mejor que mezclar estos ingredientes y disfrutarlos juntos. Puede parecer una imitación a los famosos Reese's de chocolate blanco, salvo por una excepción muy importante, mis bombones son healthy o saludables, como queráis llamarlos. No tienen azúcar añadido y tienen un aporte importante de proteína y a su vez son ricos en grasas saludables.

Ojo, con todo esto no estoy diciendo que no tengan calorías, al contrario, pero para darnos un capricho son una opción más que perfecta. Porque recordad que sigo con mi idea de hacer mis chocolatinas saludables y aquí os dejo otra muestra de que es más que posible.

Os prometo que no tienen nada que envidiar a las anteriormente citadas chocolatinas, quedan deliciosas y son puro vicio. De verdad que nadie notará que no tienen azúcar añadido y mucho menos que en su interior se encuentra una mezcla rica en proteína y grasas saludables.

Solo necesitas diez minutos para prepararlas, ¿Te animas?


INGREDIENTES:

  • 1 taza de mantequilla de cacahuete de MyBodyGenius (230 grs aprox.)
  • 1 scoop de proteína de vainilla (60 grs aprox).
  • 450 grs de chocolate blanco sin azúcar Torras.

ELABORACIÓN:

En un bol apto para el microondas, ponemos 300 grs de chocolate blanco sin azúcar y lo introducimos  en el micro durante intervalos cortos de tiempo, con el fin de que el chocolate no se queme, hasta que se funda por completo.

Cuando tengamos el chocolate fundido, con la ayuda de una cuchara vamos poniendo una cucharadita generosa en la base nuestro moldes de silicona elegidos para la ocasión. Es muy importante que sean de silicona, de esta forma serán muy fáciles de desmoldar. Yo, aprovechando que es San Valentín he utilizado este molde en forma de corazón pero podéis utilizar el que más os guste.

Cuando hayamos puesto la cucharadita de chocolate en la base, movemos el molde para que el chocolate también suba por las paredes de los moldes, la idea es cubrirlo todo con una fina capa de chocolate. Metemos en el congelador para que adquiera consistencia.

Mientras nuestros moldes cubiertos de chocolate blanco están en el congelador. En un bol, echamos la proteína en polvo y la mantequilla de cacahuete, mezclamos bien hasta que obtengamos una masa homogénea y consistente. Si veis que queda muy líquida podéis añadir un poco más de proteína, dependerá mucho del tipo de proteína utilizada. Si por el contrario os queda muy densa, añadís más PB, el caso es que tiene que tener una consistencia parecida a la crema chocolate.

Sacamos nuestros moldes del congelador y con una cuchara los rellenamos de manera generosa con nuestra mezcla de mantequilla de cacahuete y proteína de vainilla. Volvemos a introducir nuestros bombones cuando todos estén rellenos.

Cuando el relleno haya adquirido consistencia, en el mismo bol donde derretimos el chocolate para la primera capa, echamos el chocolate que nos queda (150 grs) y lo fundimos en el micro a intervalos cortos de tiempo.

Ahora, cubrimos nuestros bombones con el chocolate para tapar el relleno y volvemos a dejarlos endurecer en el congelador.

Cuando vayamos a degustarlos, los sacamos del congelador, desmoldamos y dejamos reposar unos cinco minutos antes de hincarles el diente, de esta manera el relleno estará más líquido y jugoso.


Os puedo asegurar que con uno no tendréis suficiente, saben a gloria y son adictivos. Eso sí, con  estos bombones os aseguro que enamoraréis a cualquiera.

Os deseo un feliz día del amor. Nos vemos la próxima semana amigos.

Besos a todos.