Páginas

Cookies Veganas de Chocolate

jueves, 22 de febrero de 2018



La receta de hoy os prometo que es para chuparse los dedos, tenéis que probarla sí o sí.

Me animé a hacer estas cookies veganas porque mis compañeras de mi escuela de Pole Dance, me sigue en las distintas redes sociales y cada vez que nos vemos me hacen algún comentario delicioso acerca de mis recetas y mis postres.

Por este motivo y por sus ánimos y apoyo, tenía que preparar algo para que lo probaran, que con las fotos no es suficiente. Pero da la casualidad que una de las chicas es vegana así se me presentó la ocasión perfecta para meterme en la cocina y preparar algo nuevo para mí.

El resultado es más que perfecto y para nada tienen que enviar estas cookies veganas a cualquier otra galleta que lleve entre sus ingredientes alguno de origen animal. El sabor es increíble, quedan tiernas y jugosas, blanditas  como un bizochito y con un sabor intenso a chocolate puro, por eso son perfectas para los amantes chocolateros, como es mi caso.

Se preparan en nada, son sencillas y aguantan perfectamente unos cinco días guardadas en un bote hermético, aunque os puedo asegurar que resulta muy muy difícil que duren tanto sin ser devoradas antes.

INGREDIENTES:

  • 200 grs de chocolate negro 82% cortado a trozos pequeños de la marca Valor.
  • 150 grs de margarina vegetal en pomada.
  • 120 grs de azúcar moreno.
  • 60 grs de azúcar blanco.
  • 150 grs de harina blanca.
  • 50 grs de cacao desgrasado Valor.
  • 60 ml de agua.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo.
  • 1 pizca de sal.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestra bandeja para galletas poniendo papel vegetal en el fondo. Reservamos.

En el bol de la amasadora, mezclamos la margarina con los dos tipos de azúcar. 

A continuación, en un plato, tamizamos la harina, el cacao y la levadura química, la pizca de sal y  lo agregamos a la mezcla de margarina y azúcar.

Por último, añadimos los trocitos de chocolate negro, el agua y el extracto de vainilla. Volvemos a mezclar hasta que nos quede una masa uniforme y todos los ingredientes estén bien integrados.

Con la ayuda de un par de cucharas vamos haciendo bolitas de masa y las colocamos en la bandeja que teníamos previamente preparada con el papel vegetal en el fondo, es importante dejar espacio entre las galletas, ya que con el calor del horno aumentan el tamaño. 

Introducimos las galletas en el hornos durante aproximadamente 12 minutos o hasta que se doren los bordes, es importante tener cuidado de que no se nos quemen, a mí una de las tandas me quedó más morena jajaja.

Transcurrido este tiempo, sacamos del horno y dejamos enfriar las galletas en una rejilla.


La dejamos enfriar si sois capaces de aguantar la tremenda tentación de no comerlas calientes, el olor será pura provocación. ¡Os lo advierto!

Un beso fuerte y hasta la próxima semana amigos.