Páginas

Bizcocho Cebra Fit

jueves, 25 de mayo de 2017

 

Hoy os traigo una receta maravillosa que hará de vuestros desayunos o meriendas una verdadera delicia.

Pero si encima os confieso que no tiene azúcar añadido ni grasas, ¿Cómo os quedáis? Además, en lugar de utilizar harina de trigo, está hecho con harina de avena, ideal para mantener el hambre a raya hasta la hora de la comida. 

Ya sabéis que me encanta la harina de avena y que la utilizo para todos mis postres Fit, ya que su beneficios son enormes y su sabor delicioso. Si aún no habéis probado a introducirla en alguna de vuestras recetas, estoy segura de que cuando lo hagáis quedaréis encantados y si además lo hacéis probando este bizcocho cebra, quedaréis enamorados, os lo aseguro amigos.

INGREDIENTES:

  • 150 grs de harina de avena.
  • 7 claras pasteurizadas.
  • 2 huevos enteros.
  • 1 cucharada de levadura química.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • Un pizca de sal.
  • 1 y ½ cucharadita de edulcorante líquido.
  • 100 ml de leche desnatada sin lactosa.
  • 2 cucharaditas de cacao en polvo desgrasado Valor.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.

ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde redondo de unos 20 cm de diámetro poniendo papel de hornear en su base. Engrasamos ligeramente las paredes del mismo con un poco de aceite de coco. Reservamos.

Separamos las yemas de las claras de los 2  huevos enteros y colocamos las claras  en el bol de la amasadora, la cual tendremos lista con el accesorio de varillas. Añadimos las otras 7 claras pasteurizadas y la pizca de sal y montamos a punto de nieve. Cuando las tengamos bien firmes, las echamos en un plato y reservamos.

En un bol mezclamos los ingredientes secos, es decir, la harina de avena, el bicarbonato sódico y la levadura. Reservamos.

Quitamos las varillas de nuestra amasadora y colocamos el accesorio para mezclar (la pala), en el bol echamos las yemas, el edulcorante líquido, la mantequilla de cacahuete y las cucharaditas de NutChoc, mezclamos bien. Como esta masa resulta muy consistente añadimos seguidamente la leche y batimos bien hasta que todos los ingredientes se integre.

Cuando hayamos obtenido una masa homogénea, añadimos los ingredientes secos y mezclamos bien.

A continuación y con la ayuda de una espátula, agregamos poco a poco las claras montadas a punto de nieve. Lo haremos con movimientos envolventes, muy despacio, para evitar que se bajen, es importante que nuestra masa tenga mucho aire, así nos quedará  un bizcocho muy esponjoso al hornear.

Cuando hayamos incorporado las claras a punto de nieve, dividimos la masa en dos partes iguales y a una de ellas, le agregamos las 2 cucharaditas de cacao en polvo desgrasado. Mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Con la ayuda de dos cucharas, vamos a empezar a preparar nuestro bizcocho cebra. Para ello, ponemos una cucharada de masa blanca en el centro del molde que teníamos reservado con papel vegetal en el fondo, sobre ésta, ponemos una cucharada de masas de chocolate, a continuación, repetimos poniendo en el centro de la de chocolate, otra de masa blanca, después otra de masa de chocolate y así sucesivamente hasta acabar con ambas masas. Lo importante es poner cada cucharada en el centro de la otra, la masa se irá  extendiendo por todo el molde de manera uniforme.

Horneamos durante 45 minutos. Transcurrido este tiempo, pinchamos en el centro nuestro bizcocho con un palillo, si éste sale limpio, nuestro bizcocho está listo.

Sacamos del horno, lo dejamos enfriar 10 minutos dentro del molde y acontinuación desmoldamos para dejarlo enfriar por completo sobre una rejilla.


Podemos comerlo solo o cortarnos un pedazo y partirlo por la mitad y rellenarlo de mermelada de nuestro sabor preferido, pero para mojarlo en una buena taza de café está más delicioso.

En mi casa se ha convertido en el rey de los bizcochos, o mejor dicho, el rey de los "Fitcochos". ¿Os animáis a que ocupe el mismo puesto en la vuestra?

Espero vuestros comentarios, un beso enorme y hasta la próxima receta amigos.