Páginas

Red Velvet Oreo Cupcakes

jueves, 13 de abril de 2017


La verdad es que desde que los probé por primera vez, hará ya un par de años, creo que fue de mis primeras recetas, me enamoré de los Red Velvet. Y sinceramente, me enamoran en cualquiera de sus versiones, me da igual que sea tarta, cupcakes, galletas, Bundt Cake, etc. Lo que sea, pero Red Velvet.

Todo el mundo me pregunta por su sabor y mi respuesta es siempre la misma, tienes que probarlo porque no es un sabor que se pueda describir con palabras. Así es de mágico este bizcocho aterciopelado y delicioso.

Para esta ocasión, y con idea de crear una variante más, le he puesto un relleno de crema de chocolate y avellanas y un buttercream de galletas Oreo y el resultado es realmente extraordinario.

Un postre perfecto para celebrar este jueves festivo y darnos un dulce capricho. Vamos con la receta.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 160 grs de azúcar blanco.
  • 1 huevo.
  • 60 ml de aceite de girasol.
  • 1 y 1/2 cucharaditas de extracto de vainilla en polvo.
  • 1 cucharada rasa de cacao en polvo sin azúcar, yo uso el de la marca Valor.
  • 125 ml de leche entera.
  • 1 cucharadita de zumo de limón.
  • 150 grs de harina.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato.
  • 1 cucharadita de vino blanco.
  • 1 cucharadita de colorante en pasta rojo, yo usé el EXTRA RED de SugarFlair.


INGREDIENTES PARA EL BUTTERCREAM DE OREO:

  • 250 g de mantequilla sin sal.
  • 250 g de icing sugar.
  • 2 cucharadas de leche semidesnatada.
  • 13 galletas Oreo.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • Crema de chocolate y avellanas, yo utilizo ChocoNusa de Lidl.


INGREDIENTES PARA LA DECORACIÓN:

  • Galletas Oreo enteras.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 160º y preparamos la bandeja con las cápsulas para cupcakes, esto evitará que se habrán durante el horneado. Reservamos.

Lo primero que hacemos será preparar el buttermilk, para ello mezclamos la leche junto con la cucharadita de zumo de limón y dejamos reposar hasta que la leche parezca que se "corta". Reservamos.

En un cuenco tamizamos la harina y el cacao en polvo. Reservamos.

En un bol de la amasadora (yo uso mi amada KA), batimos el azúcar junto con el aceite hasta que ambos ingredientes se integren. Sin dejar de batir añadimos el huevo y el extracto de vainilla. Añadimos la harina con el cacao a la mezcla y echamos también la leche que teníamos reservada junto con el zumo de limón.

En un vaso, disolvemos el bicarbonato en el vinagre y cuando empiece a burbujear lo echamos en la mezcla anterior. Cuando la mezcla esté homogénea añadimos el colorante y removemos. Yo le puse una cucharadita porque al utilizar el EXTRA RED el color es más potente, lo aconsejable es que vayáis poco a poco hasta conseguir el color deseado.

Echamos la mezcla en las cápsulas para cupcakes con la ayuda de la cuchara para bolas de helado.


PREPARACIÓN DEL BUTTERCREAM DE OREO:

Comenzamos preparando las galletas Oreo, para ello tenemos que quitar la crema blanca que las une. Con la ayuda de un cuchillo, separamos las galletas y retiramos la crema. Cuando tengamos todas las galletas separas y sin crema, las colocamos en el procesador de alimentos y las trituramos hasta obtener una especie de harina fina. Reservamos.

Tamizamos el icing sugar y lo colocamo en el bol de nuestra amasadora junto con la mantequilla y la leche. Batimos a velocidad baja un minuto, es importante tapar el bol con un paño limpio y húmedo para evitar de esta forma manchar toda la cocina de azúcar.

Transcurrido este tiempo, subimos la velocidad de la amasadora y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad alta.

En este momento, añadimos las migas de galleta Oreo y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren. El buttercream se volverá cremoso y con cierto color de chocolate.

Ponemos nuestro buttercream una manga pastelera provista de la boquilla elegida para la ocasión. Reservamos en la nevera.


MONTAJE DE LOS CUPCAKES:


Cuando los cupcakes se hayan enfriado por completo les hacemos un agujero con la ayuda de un descorazonador de manzanas y los vamos rellenando de nuestra crema de chocolate y avellanas, podemos ayudarnos de una manga pastelera para hacer más fácil este proceso.

Cuando tengamos rellenos todos nuestros cupcakes los vamos decorando con el buttercream de Oreo, usando nuestra manga pastelera, desde el centro hacia afuera.

Para terminar de decorarlos, colocamos una galleta Oreo entera en la cima de nuestro buttercream.

Espero que os hayan gustado, yo creo que es una receta digna para empezar a disfrutar de estas merecidas vacaciones que todos estamos deseando con todas nuestras fuerzas.

Disfrutad mucho de estos días, nos vemos a la vuelta.

Besos enormes a todos.