Páginas

Bizcochitos Fit de Avena y Chocolate

jueves, 27 de abril de 2017


Y ya he llegado a un punto en que gustan de cualquier forma y con cualquier ingrediente extra. Por eso para esta ocasión, me apetecía estrenar estos moldes tan molones que compré hace poco en Lidl,  cada vez me gustan más los moldes de silicona, no necesitan aceite para que no se peguen las masas y eso, para cuando nos estamos cuidando y queremos hacer una receta sana, es algo estupendo.

Para darle un toque más que perfecto, los he bañado en chocolate sin azúcar y es que el chocolate y yo vamos unidos e iremos por siempre.

Me parecen ideales por tamaño, son el bocado perfecto y acompañados con un té son perfectos para el desayuno, almuerzo o merienda. En fin, para cualquier momento del día en el que las ganas de dulce llama a nuestra puerta.

INGREDIENTES PARA LOS BIZCOCHITOS:

  • 120 grs de harina de avena sabor chocolate.
  • 100 grs de queso fresco batido 0%.
  • 240 ml de claras pasteurizadas.
  • 1 cucharadita de cacao en polvo desgrasado Valor.
  • 1 cucharadita de levadura.


INGREDIENTES PARA LA COBERTURA:

  • 150 grs de chocolate sin azúcar Valor.
  • 2 cucharadas de leche desnatada sin lactosa.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y seleccionamos el molde de silicona donde queramos hacer nuestros bizcochitos. Para la ocasión, yo he elegido estos individuales tan monos. Reservamos.

Estos bizcochitos son tan sencillos de hacer como poner todos los ingredientes en un bol y mezclarlos bien hasta que se integren y obtengamos una masa homogénea y ligera.

Repartimos nuestra masa en las cavidades del molde hasta un poco más de la mitad, de esta manera evitaremos que se nos salgan al cocerse.

Introducimos en el horno durante unos 15 minutos aproximadamente, cuando los veamos que están dorados, sacamos del horno y los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Cuando los bizcochos estén fríos por completo, llega el momento de darles su merecido baño de chocolate. Para ello, ponemos el chocolate sin azúcar en un bol apto para el microondas junto con las cucharadas de leche e introducimos en el micro a intervalos cortos de tiempo, debemos tener cuidado de que el chocolate no se nos queme. Removemos con una cuchara cada vez que lo saquemos para comprobar que se ha fundido por completo.

Ahora que tenemos el chocolate fundido, sumergimos nuestros bizcochitos en el mismo y los dejamos reposar en una rejilla para que el chocolate solidifique un poco.

Si podéis esperar consumirlos cuando el chocolate se haya enfriado un poco, aunque os advierto que resulta difícil no caer en la tentación. Huelen tan ricos que……Ñam ñam.

Espero que os hayan gustado, estoy segura de que estos pequeños os sorprenderán gratamente.

Besos mil.