Páginas

Brazo Gitano Fit con Mermelada y Chocolate

jueves, 5 de enero de 2017

 

Hoy es una día mágico para todo el mundo. Esta noche uno de los momentos más esperados por muchos, sobre todo los más pequeños de la casa, sucederá en casi todos nuestros hogares.

Los Reyes Magos vendrán a llenar nuestra vida de alegría, sorpresas e ilusiones y nosotros lo celebraremos comiendo el dulce típico de este día, el delicioso Roscón de Reyes.

En casa nos encantan y jamás falta uno, o dos jejeje, para terminar de celebrar la Navidad, no hay mejor manera que coronar el final de las fiestas con un buen trozo de Roscón pero este año me apetecía mucho preparar algo especial y diferente.

Las redes están saturadas de recetas de roscones de todos los sabores imaginables, todos deliciosos y de los que sería capaz de probar un trozo de cada pero yo he vuelto al redil, a mi camino de intentar cuidar el cuerpo tras los excesos navideños y nada mejor que hacerlo publicando una receta dulce, rica y saludable.

Además, comienzo el nuevo año de una manera muy especial, tengo la gran suerte de poder colaborar durante todo el mes de enero con Vitaminity, una plataforma multimarca  centrada en un estilo de vida saludable.

En su página web puedes encontrar una gran variedad de productos, clasificados en función del objetivo que pretendas perseguir.

Para la receta de hoy he elegido la Harina de Avena Suchoc de Max Protein, es una edición especial para navidad (podéis ver la maravilla de envase en mi foto), donde podrás encontrar un estuche con 3 bolsas de harina de avena especialmente seleccionadas con sabor: suchard Classic, suchard Choco White y suchard Black Max.

Es una edición limitada que os recomiendo a todos, merece la pena probarlas porque están deliciosas. Además, podéis aprovechar porque en Vitaminity puedes disfrutar de un 10% de descuento en la primera compra de nuevos usuarios y, además, durante tooooodo enero los gastos de envío son gratuitos para compras superiores a 20€.

Vamos que todo son ventajas para comenzar con la cuesta de enero, ya no tenemos excusas para que la "operación bikini 2017" de el pistoletazo de salida. ¿Te animas conmigo?


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 100 grs de harina de avena sabor Suchard Choco White de Vitaminity.
  • 200 ml claras de huevo pasteurizadas.
  • 100 ml de leche desnatada, yo uso sin lactosa.
  • 1 cucharadita de edulcorante líquido.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO Y EL BAÑO DE CHOCOLATE:

  • ½ bote de mermelada de arándanos y frambuesas Hero Diet.
  • 1 tableta de chocolate con leche sin azúcar de la marca Valor.

ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 160º. En una bandeja de horno, no muy grande, ponemos papel de hornear en su base. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos las claras apunto de nieve con las varillas, hasta que estén firmes. En este momento y sin dejar de batir echamos el edulcorante líquido.

Cuando éste se haya mezclado bien, retiramos el bol y con la ayuda de una espátula de silicona vamos añadiendo poco a poco la harina, mezclándola con las claras con movimientos suaves y envolventes, de abajo a arriba. Es importante mimar mucho la masa con el fin de que las claras no se bajen.

A continuación, añadimos poco a poco la leche, en un hilito fino a nuestra mezcla de claras y harina, ayudándonos también de la espátula de silicona y de la misma manera que antes, despacio y con movimientos envolvente de abajo a arriba.

Cuando hayamos mezclado todos los ingredientes y hayamos obtenido una masa homogénea, extendemos la mezcla sobre la bandeja de horno que teníamos reservada con el papel de hornear en su base.

Introducimos en el horno durante unos 10 minutos aproximadamente, es importante que se cueza pero que no se tueste.

Cuando esté listo, lo sacamos del horno y de la bandeja. Lo colocamos con el papel sobre una rejilla y lo dejamos enfriar unos 5 minutos.

A continuación y con el bizcocho todavía caliente, ponemos otro papel de hornear encima (ahora tenemos dos papeles de hornear, uno abajo y otro arriba de nuestro bizcocho), vamos enrollando el bizcocho sobre nuestros papeles por el lado más largo, en plan “brazo de gitano”. Es importante que cuando vayamos enrollado el bizcocho, despeguemos un poquito el papel que teníamos en la base y con el que los hemos horneado, así nos será más fácil despegarlo después. Cuando lo tengamos totalmente enrollado, lo dejamos enfriar por completo.


MONTAJE DEL BRAZO GITANO FITNESS:

Cuando nuestro bizcocho se haya enfriado por completo, lo desenvolvemos con mucho cuidado de los papeles de hornear donde lo teníamos enrollado y enfriando.

Al desenvolverlo quedará con la forma de brazo de gitano. Con la ayuda de una cuchara, repartimos la mermelada sin azúcar por todo el bizcocho, está deliciosa así que os aconsejo ponerle toda la que podáis.
Cuando hayamos extendido la mermelada por el bizcocho, volvemos a enrollar y presionamos un poquito, no en exceso, para que se quede bien pegadito. Reservamos en una bandeja.

En un bol apto para el micro y que sea hondo, troceamos nuestro chocolate sin azúcar y vamos introduciendo en el microondas a intervalos cortos de tiempo para derretirlo, lo haremos poco a poco con el fin de que no se queme.

Cuando esté totalmente derretido, lo ponemos dentro de una manga pastelera deshechable sin boquilla. Con la ayuda de una tijera cortamos un poco el pico de nuestra manga y decoramos toda la superficie de nuestro brazo de gitano Fit como más nos guste.

Dejamos enfriar para que se solidifique el chocolate. Después con un cuchillo de sierra cortamos las porciones del tamaño que más nos apetezca, os aseguro que no os vais a conformar con un trozo fino, en cuanto probéis el primero, necesitaréis más y más hasta terminar con él.


Hasta aquí la receta de hoy. Sed buenos y acostaos pronto, que de lo contrario los Reyes pasan de largo.

Que os traigan muchas cosas bonitas, disfrutad de la noche más mágica del año y hasta la próxima semana amigos.

¡¡¡Besos mil!!!!