Páginas

Êclairs Fit de Fresa y Chocolate

jueves, 17 de noviembre de 2016


Lo primero de todo es pediros disculpas porque el jueves pasado me fue imposible publicar receta. Un cúmulo de acontecimientos se pusieron en mi contra para evitar que lo hiciera, por eso quería pediros perdón, espero que no vuelva a pasar y os prometo que como cada jueves me tendréis por las redes con deliciosas y dulces recetas.

El domingo pasado tenía unas ganas terribles de dulce, y aunque el sábado tomé un desayuno delicioso con Olga de Olga en el País de los Cupcakes en Sucré, esto no fue suficiente para calmar mis ansias golosas.

Por esto me puse manos a la obra y empecé a inventar una receta dulce pero Fit a la vez, llevo unos días saltándome la dieta y los remordimientos ya empiezan a llamar a mi puerta. Necesitaba algo dulce, jugoso y por supuesto, con chocolate.

Me apetecía mucho utilizar alguno de los muchos moldes que tengo guardados por toda mi casa, y sí, cuando digo "por toda mi casa" es más que cierto, hasta en el armario de la habitación tengo alguno jejeje, la casa se me queda pequeña.

A las ganas de utilizar un molde diferente se unían las ganas de hacer algo dulce de tamaño pequeño, en plan cuco, que no tuviera que cortar ni partir, solo coger uno y disfrutar de él. Y de todas estas ideas surgieron estos "pastelitos Fit rellenos de mermelada y cubiertos de chocolate negro 0%".

La verdad es que son sencillos de hacer y quedan de lujo: tiernos, jugosos, con el tamaño ideal y con un sabor delicioso. Es que la combinación de fresa y chocolate es más que ideal, ¿verdad?.

Respecto al momento ideal para tomarlos, es lo que os digo siempre, para desayunar o a media mañana, quizá antes de entrenar también. Pero vamos, que ya sois unos expertos y no necesitáis estos consejos.

¿Os animáis a probarlos? 


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 4 huevos.
  • 4 claras pasteurizadas (110 grs).
  • 7 cucharadas soperas de harina de avena integral.
  • 1 y 1/2 cucharadita de edulcorante líquido.
  • Vainilla en polvo al gusto.
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo.
  • Aceite de coco para engrasar el molde.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO Y LA DECORACIÓN:

  • Mermelada de fresa HeroDiet.
  • 4 onzas de chocolate Negro 70% sin azúcar de la marca Valor.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º. Con la ayuda de una brocha, engrasamos ligeramente con aceite de coco el molde que hayamos elegido para la ocasión. Reservamos.

Separamos las yemas de las claras de nuestros cuatro huevos y echamos todas las claras en un bol. Dejamos las yemas en un bol y mezclamos las claras (las pasteurizadas y las de los huevos) y las batimos a punto de nieve. Cuando las tengamos bien firmes dejamos de batir y reservamos.

En el bol donde hemos apartado las yemas, añadimos el resto de ingredientes y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes se integren y obtengamos una masa homogénea.

Con la ayuda de una espátula, añadimos poco a poco las claras a punto de nieve y mezclamos con movimientos suaves y envolventes para evitar que se bajen. Es importante que no pierdan el aire, así nuestros bizcochitos quedarán esponjosos.

Cuando tengamos la masa lista, la repartimos en nuestro molde, que ya teníamos engrasado y reservado. Horneamos durante unos 15 minutos.

Cuando estén cocidos y ligeramente dorados, sacamos del horno y desmoldamos. Los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


MONTAJE DE LOS PASTELITOS:

Cuando los pastelitos estén totalmente fríos, con la ayuda de un cuchillo, les hacemos tres pequeños agujeros en su base.

Preparamos una manga pastelera con una boquilla especial para relleno y la cargamos de mermelada de fresa HeroDiet.  Con cuidado vamos rellenando nuestros bizcochitos metiendo la boquilla de relleno en cada uno de los agujeros que previamente hemos hecho con la ayuda de la punta de un cuchillos.

Cuando estén todos rellenos, los colocamos sobre la rejilla y debajo de la misma colocamos una bandeja, ahora vamos a decorarlos con chocolate, de esta manera el chocolate sobrante caerá sobre la bandeja.

Colocamos el chocolate negro sin azúcar en una taza y la introducimos en el microondas, calentamos poco a poco, en intervalos cortos de tiempos, para evitar que el chocolate se queme, hasta que se derrita por completo. Cuando el chocolate esté listo, lo ponemos dentro de una manga pastelera desechable sin boquilla, cortamos la punta de la misma haciendo un agujero pequeño, para que salga el chocolate de manera delicada y en forma de hilos finos.

Decoramos nuestros bizcochitos con hilos de chocolate, tanto como nos guste. Yo puse mucho porque queda delicioso. Chocolatera hasta el fin, ¿qué le voy a hacer?

Y porque una imagen vale más que mil palabras, os dejo una foto del relleno. Creo que es la mejor manera para poner punto y final a la receta de hoy.


Un beso enorme amigos, gracias por estar ahí. Nos vemos el próximo jueves, que tengáis una semana estupenda!!!