Páginas

Gofres Fit de Arándanos

jueves, 6 de octubre de 2016


Hace algún tiempo que publiqué la receta de “Gofres Fit”, la verdad que en casa nos encantan, por eso los suelo hacer con bastante frecuencia con el fin variar los desayunos y salir de la monotonía de tostada-café-fruta y listo.

Ojo, que esa monotonía me encanta, ¡Qué cosa más rica la tostada con mantequilla y mermelada! 

Pero si lo que buscamos es cuidarnos e introducir variedad en el desayuno para aguantar bien el día (sin olvidarnos que lo ideal es introducir en nuestra primera comida del día cereales, lácteos, hidratos de carbono y proteína), estos Gofres Fit lo tienen todo, no les falta de nada y lo mejor de todo, puedes prepararlos la noche de antes y antes de consumirlos, si no quieres hacerlo fríos, los puedes calentar unos segundos en el micro y están como recién hechos.

Vamos que lo tienen todo, ¡¡¡Ummmmmm!!!

Por este motivo, como los solemos consumir con cierta regularidad, en esta ocasión me apetecía mucho ponerles algo de fruta en su interior y bueno, nada mejor que arándanos, ¡Me encantan!

La combinación es deliciosa, cuando comes un trocito de gofre con su arándano….el placer es inmenso, de verdad, lástima que solo pueda comerme uno en cada desayuno jejeje.

Como os comenté en la anterior entrada dedicada a estas delicias belgas, lo ideal es consumirlos en el desayuno o a media mañana, en el momento del almuerzo, ya que la harina de avena que utilizamos para su elaboración se convierte en la aliada perfecta para aguantar con energía hasta la hora de comer.

Pero vamos, que si tenéis antojo de dulce a cualquier otra hora del día, estos gofres Fit con arándanos son una opción sana e ideal.

Yo los acompaño con un poco de mermelada sin azúcar, pero podéis añadirles todo lo que se os ocurra, cualquier cosa con tal de empezar el día con buen pie.


INGREDIENTES PARA 1 GOFRE:

30 grs de harina de avena.
40 grs de claras pasteurizadas.
2 cucharadas rasas de queso batido 0%.
1/2 cucharadita de vainilla en pasta.
Edulcorante líquido al gusto.
Arándanos frescos.

 ELABORACIÓN:

Ponemos a calentar nuestra gofrera (yo la pongo en la posición 2 de calor), con la ayuda de un spray de aceite, engrasamos ligeramente la misma para evitar que se nos pegue el gofre. Quitamos el excedente de grasa con un papel de cocina.

En un bol, colocamos todos los ingredientes y batimos bien hasta que se integren y obtengamos una mezcla homogénea.

Con la ayuda de una lengua de cocina, ponemos nuestra masa de gofre ya preparada sobre la gofrera caliente. Ahora añadimos los arándanos frescos sobre nuestra masa, podemos echar todos los que queramos, ¡A gusto del consumidor!
Cerramos la gofrera durante unos 2 minutos, transcurrido este tiempo, abrimos la gofrera y vemos si está listo.

El tiempo de cocción dependerá de como os guste de dorado, yo suelo tardar unos 3 minutos en la posición 2, prefiero ponerla bajita para evitar que se me queme por fuera y por dentro se quede crudo, pero es a gusto del consumidor.

Ahora ya solo queda acompañarlo de una rica mermelada o sirope, nuestro café (aunque, como muy bien sabéis, yo lo elijo té) y a comernos el día, eso sí, después de disfrutar de este completo desayuno de campeones.

Un beso fuerte amigos y hasta la próxima semana.