Páginas

Neapolitan Cupcake

jueves, 5 de mayo de 2016



Hoy vengo con una receta muy especial. No sé si recordáis que hace ya un tiempo preparé un Neapolitan Bundt Cake, y desde entonces no he olvidado lo delicioso que estaba.

Llevaba un tiempo rondando con una idea  en la cabeza y era hacerlo en forma de Cupcake, para los que no recordáis a que hace referencia el término Neapolitan, deciros  que  este término tiene su origen en Estados Unidos a finales del siglo XIX cuando los emigrantes Napolitanos, introdujeron el clásico helado de corte de tres sabores: vainilla, chocolate y fresa.

Pues bien amigos, podemos encontrar esta combinación de sabores no solo en el tradicional helado, si no en infinidad de recetas dulces: bizcochos, tartas, Bundt Cake y por supuesto, en cupcakes.

Así pensado y hecho, me puse manos a la obra y aquí está el resultado. Siendo sincera no sabría con cual quedarme, si con el Bundt Cake o con los Cupcakes, los dos quedan de lujo. La combinación de sabores es espectacular, se mezcla la dulzura del chocolate y la vainilla con la acidez de la fresa y esto hace que cada bocado se convierta en una maravilla. Por supuesto, sin tener en cuenta el relleno de chocolate que hace que me vuelva loca cada vez que lo muerdo. Porque sí amigos del dulce, cada vez me convenzo más de que no hay nada mejor que un cupcake lleno, creo que pocos haré sin sorpresa interior.

La receta tiene su aquel, no por dificultad ya que son sencillos de hacer, pero necesitan un poco más de tiempo para su elaboración ya que hay que hacer dos tipos de bizcocho, pero vamos que bien merece la pena echar un rato más en la cocina si después podemos disfrutar de estas pequeñas delicias.

Os dejo la receta, espero que os animéis a hacerlos en casa, estoy segura de que triunfaréis ante vuestros comensales.

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO DE CHOCOLATE:

  • 1/3 taza de cacao en polvo sin azúcar.
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • 1/2 taza de agua hirviendo.
  • 1/4 taza de mantequilla sin sal, derretida.
  • 2 cucharadas y 1/2 cucharadas de aceite vegetal.
  • 2 cucharadas  y 3/4 taza de azúcar blanca.
  • 3/4 cucharadita de vainilla en pasta.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • 1 huevo grande.
  • 1 yema de huevo grande (reservaremos la clara para el otro bizcocho blanco).
  • 1/4 taza de nata.
  • 1 taza de harina para todo uso.


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO DE VAINILLA:

  • 1 taza y 1/2 de harina con levadura incorporada.
  • 1 cucharadita y 1/2 de levadura en polvo.
  • 1/4 cucharadita de sal.
  • 7 cucharadas de mantequilla sin sal, derretida.
  • 3/4 taza de azúcar blanca.
  • 1 vaina de vainilla.
  • 3 claras de huevo (una ya la tenemos del bizcocho anterior).
  • 1/2 taza de leche desnatada.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • Crema de chocolate y avellanas, yo he usado Choconusa de Lidl, mi perdición.


ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO DE CHOCOLATE:

Precalentamos el honor a 180º y preparamos nuestra bandeja para cupcakes con las cápsulas que hayamos elegido para la ocasión. Reservamos.

En un bol, vertemos con cuidado el agua caliente, en ella añadimos el cacao en polvo y el bicarbonato, batimos bien hasta disolver ambos. Dejamos enfriar la mezcla durante unos 5 minutos. Transcurrido este tiempo, añadimos la nata y mezclamos bien. Reservamos.

Mientras tanto, en el bol de la amasadora mezclamos la mantequilla derretida, el  aceite vegetal, el azúcar, la vainilla y la sal hasta obtener una mezcla homogénea.

Agregamos a la masa el huevo y la yema de huevo y volvemos a batir, cuando todos los ingredientes se hayan  integrado por completo, añadimos poco a poco la harina y la mezcla de agua, chocolate y nata que teníamos reservada y enfriando.

Cuando hayamos obtenido una masa homogénea comenzamos a repartir la mezcla de chocolate en las cápsulas que teníamos previamente preparadas en la bandeja. Ponemos unas 2 cucharadas en cada una de ellas. Reservamos.



PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO DE VAINILLA:

En un bol grande, tamizamos la harina, junto con la levadura en polvo y la sal. Reservamos.
En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla junto con el azúcar y las semillas de nuestra vainilla de vainilla, hasta que la mezcla blanquee y quede es esponjosa.

En otro recipiente vamos a mezclar los ingredientes líquidos, es decir, la leche, claras de huevo y el extracto de vainilla hasta que estén bien mezclados. Reservamos.

Ahora, en el bol de la amasadora donde teníamos la mezcla de mantequilla y azúcar, añadimos 1/3 de la mezcla de harina  y la 1/2 de la mezcla de leche / huevo y batimos bien  a velocidad baja hasta que se mezclen después aumentamos un poco la velocidad  y mezclamos 1 minuto más.

Añadimos el otro 1/3 de la mezcla de la harina y mezclamos bien, a continuación, añadir la 1/2 restante de la mezcla de leche / huevo y volvemos a batir.

Terminamos echando el última 1/3 de la mezcla de la harina y batimos hasta obtener una masa homogénea y ligera.

Con la ayuda de una cuchara repartimos nuestra masa de vainilla sobre la masa de chocolate que teníamos ya en las cápsulas de los cupcakes. Ponemos otras dos cucharadas en cada una con mucho cuidado para evitar que se mezclen mucho.

Horneamos durante unos 15-20 minutos o hasta que al pincharlos con un palillo insertado en el centro, éste salga limpio.

Sacamos del horno e inmediatamente los sacamos de nuestra bandeja de cupcakes y los dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.


INGREDIENTES PARA EL BUTTERCREAM DE FRESA:

  • 250 g de mantequilla sin sal
  • 325 g de icing sugar
  • 2 cucharadas de leche semidesnatada
  • 2 cucharadas generosas de fresa en pasta o mermelada de fresa de calidad.
  • Colorante rosa en pasta, yo utilizo el de SugarFlair.


 PREPARACIÓN DEL BUTTERCREAM DE FRESA:

Tamizamos el icing sugar y los colocamos en el bol de nuestra amasadora junto con la mantequilla y la leche. Batimos a velocidad baja un minuto, es importante tapar el bol con un paño limpio y húmedo para evitar de esta forma manchar toda la cocina de azúcar.

Transcurrido este tiempo, subimos la velocidad de la amasadora y batimos al menos otros 5 minutos a velocidad alta.

En este momento, añadimos la fresa en pasta o mermelada y mezclamos bien. Cuando todos los ingredientes se hayan integrado, vamos añadiendo poco a poco con la ayuda de un palillo el colorante rosa en pasta. Es importante hacerlo poco a poco para poder conseguir el color deseado. Si nos pasamos no tendrá solución, así mejor ir poco a poco.

MONTAJE DE LOS CUPCAKES:

Ponemos nuestra buttercream de fresa en una manga pastelera con la boquilla elegida para la ocasión. Reservamos en la nevera.

Cuando los cupcakes se hayan enfriado por completo les hacemos un agujero con la ayuda de un descorazonador de manzanas y los vamos rellenando con una cucharadita generosa de crema de cacao con avellanas (para esta ocasión y he elegido la crema de cacao con avellanas de Lidl, está de vicio).

NOTA: Yo he terminado por optar para siempre jamás por no tapar los cupcakes una vez rellenos con los trozos de bizcocho que quito con el descorazonador. He notado que si los tapo, el bizcocho absorbe cualquier relleno y no queda igual. Me gusta que "chorree" el relleno cuando los muerdo ;)
Así podéis empezar a deleitaros con estos trocitos de bizcocho sobrante, yo es lo que hice jejeje.

Cuando tengamos rellenos todos nuestros cupcakes los vamos decorando con el buttercream de fresa, usando nuestra manga pastelera, la cual teníamos reservada en la nevera, desde el centro hacia afuera.

Para estos cupcakes no hice ningún tipo de decoración extra, me parecen tan bonitos con su tres colores que no quise añadirles nada más. Disfrutarlos así me pareció maravilloso y más dándole un mordisco y viendo lo que esconde en su interior.


Y con esta maravilla me despido de todos vosotros hasta la próxima semana. Un beso fuerte amigos y a disfrutar de la vida.

Os quiero.