Páginas

Bizcocho Fitness de Mango

jueves, 4 de febrero de 2016



Una vez más sigo en las búsqueda de un desayuno Fitness completo y por supuesto, y como no podía ser de otra manera, este desayuno tiene que ser además, dulce.

Esta semana inventé este bizcocho y le incluí una de mis frutas preferidas, el mango. Cuando están maduros y dulces son irresistibles, ¿verdad? Pues dentro de este bizcocho y con el calor del horno, el jugo que suelta hacen que quede esponjoso, tierno y dulce. No os va a defraudar, seguro :)

Como hice hace dos semanas, os vuelvo a incluir los porcentajes de cada porción. Hice el bizcocho en un molde redondo desmoldable y me salieron 12 raciones. No salen muy grandes pero es un bizcocho consistente y con esta cantidad os quedaréis más que satisfechos.

Lo que os comento siempre, ideal para el desayuno o para medía mañana, nos aporta la energía necesaria para aguantar hasta la hora de comida gracias a la harina de avena y con un gran aporte de proteínas gracias a los huevos y a las claras, y para hacerlo más sano, sin grasas ni azúcares añadidos. ¿Qué más podemos pedirle a esta delicia?

Valores nutricionales por porción:

               23,4                                 4,2                                   8.6                                  173
     Carbohidratos                    Grasas                             Proteínas                        Calorías


INGREDIENTES;

  • 4 huevos enteros.
  • 4 claras de huevo pasteurizadas.
  • 200 grs de mango maduro y blandito.
  • 400 grs de harina de avena.
  • 1 cucharada de levadura en polvo.
  • 150 ml de leche desnatada.
  • 2 cucharadas de edulcorante líquido.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos un molde redondo desmontable con papel de hornear en su base. Reservamos.

Pelamos el mango y lo cortamos en rodajas lo más finas posibles. Reservamos.

En un bol mezclamos los huevos con las claras y batidos hasta que blanqueen y aumente ligeramente de volumen.

Añadimos el edulcorante líquido y mezlcamos. Poco a poco vamos echando la harina de avena en tres veces, alternándola con la leche que la echaremos en dos veces y mezclamos bien, hasta que todos los ingredientes se integren. Por último, añadimos la levadura en polvo y mezclamos bien nuevamente.

En el molde que teníamos reservado, vertemos la mitad de nuestra masa con la ayuda de una espátula para que quede lo más igualada posible. Sobre esta capa de masa, colocamos una capa de rodajas de mango (la mitad del mango aproximadamente). Cuando la tengamos bien repartida, echamos con cuidado sobre la capa de mango el resto de masa y volvemos a igualar con la espátula. Terminamos el bizcocho colocando otra capa de mango, la que nos había sobrado.

Horneamos durante unos 20 minutos aproximadamente o hasta que al pinchar el bizcocho con un palillo, éste salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos que se enfríe por completo antes de servir.

Para darle un toque un poco más dulce y que quedara más brillante, antes de consumirlo le unté un poco de mermelada de albaricoque sin azúcar con una brocha. Le da un toque delicioso.

Y hasta aquí la receta de hoy, sigo investigando recetas dulces, saludables y que nos hagan el día a día más llevadero.

Nos vemos el próximo jueves, besotes enormes a todos.

Y por cierto, recordad que.................¡ SEGUIMOS DE SORTEO! Si aún no has participado y te apetece mucho mucho, pincha AQUÍ, me harás feliz.