Páginas

Tarta de Chocolate, Barquillos y Ferrero Rocher

jueves, 24 de diciembre de 2015


Aquí tenéis la maravilla que me preparé a mí misma por mi cumpleaños.

Y es que desde que empecé con el blog, me autorregalo una tarta y como no podía ser de otra forma, SIEMPRE el ingrediente principal es el chocolate.

Este año, aprovechando que Chocolates Valor me invitó a participar en el "Chocolate Challenge", en el que se buscan las 12 mejores recetas de chocolate del 2016 elaboradas por bloggers de repostería y cocina, pensé que la tarta de mi cumpleaños podía ser una estupenda candidata a participar de este maravilloso concurso.

Si os gusta mi receta podéis votar pinchando en este enlace.

Y aquí tenéis el resultado, os puedo asegurar que las fotos no le hacen justicia porque la tarta no estaba buena, estaba tremendamente deliciosa. Un pecado de chocolate totalmente irresistible para cualquier adicto como yo a este maravilloso ingrediente.

Tenéis que probarla, es sencilla de hacer y el resultado es espectacular. Es como comerse un bombón gigante al que nadie puede negarse, o al menos yo no puedo decirle que no. Creo que debería hacerme mirar mi tremenda adicción chocolatera, cada día va a más.


INGREDIENTES:

  • 90 grs de cacao Puro en polvo 0% Azúcares añadidos Valor.
  • 300 grs de harina leudante o de repostería.
  • 250 grs de azúcar blanca.
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico.
  • 1 cucharadita de levadura química en polvo.
  • 1/2 cucharadita de sal común.
  • 125 ml de aceite de girasol.
  • 250 ml de leche entera.
  • 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido.
  • 2 huevo L a temperatura ambiente.
  • 250 ml de café solo recién hecho.
  • 2 cucharaditas de vainilla en pasta.
  • 280 grs de Chocolate Puro Colección Maestro Torreblanca.
  • 375 grs de mantequilla en pomada.
  • 350 grs de azúcar glasé o azúcar impalpable.
  • 300 grs de Chocolate negro 70% Colección Maestro Torreblanca.
  • 150 ml de nata con un mínimo 35% de materia grasa.
  • 150 grs de barquillos.
  • 8 bombones Ferrero Rocher para decorar.


PREPARACIÓN DEL BIZCOCHO HÚMEDO DE CHOCOLATE:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos tres moldes redondos de aproximadamente unos 20 cm de diámetro, colocando papel de hornear en su base y engrasando ligeramente los bordes con un poco de mantequilla. Reservamos.

Comenzamos elaborando nuestro bizcocho húmedo de chocolate.

Para ello, tamizamos 225 grs de harina, 90 grs de cacao en polvo, 1 cucharadita de bicarbonato, 1 cucharadita de levadura química en polvo y 1/2 cucharadita de sal. Reservamos.

En un vaso, mezclamos 250 ml de leche entera con la cucharada de zumo de limón y dejamos que repose unos 5 minutos aproximadamente. Lo que buscamos es preparar un "buttermilk casero", el aspecto que tiene que tener la leche es como si se hubiera cortado, pero no os preocupéis, es lo que buscamos y necesitamos. Reservamos.

En el bol de la amasadora, provista del accesorio de mariposa, si no tenéis amasadora se puede hacer perfectamente en un bol ayudándonos de unas varillas eléctricas o de mano, mezclamos 2 huevos junto con 300 grs de azúcar blanca, hasta que la mezcla blanquee y doble su volumen. A continuación y sin dejar de batir, añadimos 1 cucharadita de vainilla en pasta y 125 ml de aceite de girasol y el "buttermilk casero" que teníamos reposando. Batimos bien hasta que todos los ingredientes se integren.

Por último, añadimos en tres veces los ingredientes secos que teniamos tamizados y reservados, lo haremos alternando con los 250 ml de café solo recién hecho. Comenzamos echando un tercio de los ingredientes secos y la mitad del café, volvemos a echar otro tercio de ingredientes secos y el resto de café, para terminar con lo que nos queda de ingredientes secos. Mezclaremos bien hasta que todos los ingredientes se integren y obtengamos una mezcla homogénea.

Ahora vamos a repartir la masa en los tres moldes que teníamos reservados. Para que haya la misma cantidad de masa en ambos, yo me ayudo de una cuchara para hacer bolas de helado.

Metemos nuestros bizcochos en el horno, que teníamos previamente precalentado, y horneamos durante aproximadamente 20 minutos o hasta que al pinchar nuestros bizcochos con un palillo, éste salga limpio.

Cuando los bizcochos estén listos, los sacamos del horno y los dejamos enfriar por completo antes de desmoldarlos.

Cuando se hayan enfriado, con la ayuda de un cuchillo despegamos nuestros bizcochos de las paredes del molde y desmoldamos con mucho cuidado, ya que es un bizcocho muy tierno y delicado. Envolvemos nuestros bizcochos en film transparente y los dejamos reposar toda la noche.


PREPARACIÓN DE LA GANACHÉ DE CHOCOLATE PARA EL RELLENO:

Al día siguiente, comenzamos preparando nuestra Ganaché de Chocolate para rellenar nuestra tarta.

Una advertencia importante antes de empezar: Para manipular ganache todos los utensilios deben estar completamente secos o el chocolate se agarrará.

Comenzamos troceamos 300 grs de Chocolate Negro 70% Colección Maestro Torreblanca y lo ponemos en un bol que resista el calor. Calentamos los 150 ml de nata en un cazo o en el microondas, hasta el punto de ebullición, y la vertemos sobre el chocolate. Dejamos reposar un minuto.

Mezclamos suavemente con unas varillas; veremos que al principio tiene un aspecto poco homogéneo, con trozos pequeños del chocolate que se distinguen en la nata, pero a medida que batimos con suavidad vemos que se forma una crema de chocolate que tendrá un aspecto brillante, denso y suculento.Ya tenemos la ganache de chocolate, dejamos enfriar por completo para que coja cuerpo y se vuelva más densa.


PREPARACIÓN DEL BUTTERCREAM DE CHOCOLATE:

Vamos a seguir elaborando nuestra tarta de chocolate con la última preparación, la crema de chocolate suave que cubrirá toda nuestra tarta.

Para ello derretimos 280 grs de Chocolate Puro Colección Maestro Torreblanca en el microondas en intervalos de cortos de tiempo, así evitaremos que se queme, cuando esté totalmente derretido, lo dejamos reposar y enfriar un poco.

Tamizamos los 350 grs de azúcar glass y la batimos junto con los 375 grs de mantequilla un par de minutos a velocidad lenta al principio y después a máxima velocidad hasta que la mezcla blanquee y aumente de volumen.

A continuación, añadimos la cucharadita de vainilla en pasta sin dejar de batir.

Por último, echamos el chocolate derretido y batimos. Es importante que el chocolate se haya enfriado, ya que si lo echamos caliente se derretiría la mantequilla. Batimos a máxima velocidad unos 3 minutos, cuando más batamos más cuerpo cogerá nuestro frosting.


MONTAJE DE LA TARTA:

Una vez que ya tenemos listas todas las preparaciones para nuestra tarta, podemos comenzar a montarla.

Cogemos nuestros 150 grs de barquillo, los metemos en una bolsa de plástico y con la ayuda de un rodillo de cocina los trituramos. A mí me gusta que los trozos no sean demasiado pequeños, me gusta notar el crujiente en cada bocado de tarta.

Sacamos los bizcochos de la nevera y con la ayuda de una lira, los igualamos. Es normal que al hornearlos suban más por un lado u otro, por eso es necesario igualarnos para que estén rectos y para que todos tengan la misma altura.

Sobre una base giratoria para tartas ponemos el primer bizcocho, con la ayuda de una cuchara echamos sobre el bizcocho una cantidad generosa de nuestra ganache de chocolate ya fría y con la ayuda de una espátula extendemos de manera uniforme por todas partes, desde el centro a los bordes.

Sobre la ganache repartimos 50 grs de los barquillos triturados de manera uniforme.

Colocamos la segunda base de bizcocho, apretamos un poco hacia abajo para que se pegue a la ganache y repetimos la operación anterior, ponemos ganache de chocolate negro y otros 50 grs de barquillos triturado .

Ponemos la última base de bizcocho y aplastamos un poquito con las manos para que se asienten bien, como hemos hecho antes.

Comenzamos a cubrir la tarta. Para ello, vamos a usar nuestra crema de chocolate, ponemos el frosting en la superficie y con una espátula vamos extendiéndola hacia los bordes. Después, ponemos también frosting de chocolate por los lados y seguimos alisándola con la espátula.

Ésta es la primera capa, conocida como "tapa migas", por lo que es importante que sea fina. Cuando tengamos tapada toda la tarta con esta fina capa de frosting, la metemos en la nevera durante al menos una hora para que endurezca. Así nos será más fácil trabajar después para terminarla.

NOTA: es importante que cada vez que cojamos frosting de chocolate, limpiemos la espátula con la que estamos trabajando, de esta forma evitaremos manchar el frosting con restos de bizcocho.

Transcurrido este tiempo, sacamos la tarta de la nevera, ponemos una generosa capa de crema de chocolate (es más fácil trabajar con mucha cobertura que con poca, la que nos vaya sobrando la podemos retirar perfectamente) por la superficie de la tarta y por los lados y volvemos a hacer lo mismo que anteriormente, con la ayuda de nuestra amada espátula empezamos a alisar los bordes lo mejor que podamos, hasta que la tengamos bien lisa y cubierta de manera homogénea por todas partes.

Para adornar los bordes, vamos colocando los 50 grs de barquillo triturado que nos queda por toda la tarta, será necesario que hagáis un poco de presión con la mano para que los barquillos queden bien pegados en la crema de chocolate.

Para terminar con la decoración de nuestra tarta de chocolate y barquillo, cogemos una manga pastelera de plástico, provista de una boquilla estrellada, yo he usado la Boquilla Wilton 1M, ponemos un poco de la crema de chocolate que hemos usado para cubrir nuestra tarta y hacemos unas flores sobre la superficie, yo hice ocho, después coloqué sobre las mismas unos bombones Ferrero Rocher a modo decoración.



De verdad que esta tarta es una auténtica delicia, un placer para el paladar. La combinación de los diferentes chocolates junto con el crujiente del barquillo, hacen que cada bocado se convierta en toda una adicción.

Un besazo amigos, os deseo unas muy felices fiestas.

Disfrutad a tope, nos vemos el próximo jueves con una receta dulce y muy navideña.

¡¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!!!