Páginas

Rolls de Mantequilla de Cacahuete y Chocolate

jueves, 10 de diciembre de 2015




Cuánto tiempo sin publicar una receta "No Fit", ¿verdad amigos? Y para no ser Fit, he elegido bien, seguir leyendo y entenderéis porque digo esto jejejeje.

¡¡¡Esta receta es una de las más ANTI-FIT del mundo!!!

La verdad es que tenía esta receta guardada desde hace casi un año y de manera casual, ayer vi las fotos en el ordenador y.....se me hizo la boca agua jejejeje.

Aún recuerdo el increíble sabor de estos "Rolls de Mantequilla de Cacahuete y Chocolate", y es que para mí una de las mejores combinaciones del mundo mundial, en lo que a sabor se refiere, es el de estos dos ingredientes juntos.

La mezcla dulce (chocolate) y salada (cacahuete) me vuelve loca, pero no cualquier mezcla dulce y salada, NO, tiene que ser de chocolate y mantequilla de cacahuete jejeje, soy así de especial y a mi edad, ya no tengo solución.

Pero no tengo solución ni en esto ni en muchas otras cosas, porque si la combinación por sí sola no es ya una auténtica bomba de relojería, en lo que a calorías se refiere, le agregué, tanto en el interior de los rollos como por fuera, chips de chocolate con leche y chips de mantequilla de cacahuete. Pero por si no tenía suficiente con esto, los bañé en más chocolate y en más mantequilla de cacahuete. De verdad que son irresistibles a tope.

Os paso la receta.


INGREDIENTES PARA LA MASA:

  • 350 grs de harina.
  • 2 huevos M a temperatura ambiente.
  • 40 grs de azúcar blanco.
  • 40 grs de mantequilla.
  • 1 pizca de sal.
  • 7 grs de levadura fresca de panadería.
  • 125 ml de leche semidesnatada.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 3 cucharadas de mantequilla de cacahuete.
  • 3 cucharadas de crema de chocolate y avellanas, yo uso la de Lidl llamada Choco Nusa.
  • Chips de chocolate con leche.
  • Chips de mantequilla de cacahuete.


ELABORACIÓN:

En un bol acto para el microondas, ponemos la leche junto con la mantequilla, la sal y el azúcar y calentamos a intervalos cortos de tiempo, hasta que la mantequilla se derrita por completo.

Cuando se haya derretido, sacamos del microondas y esperamos a que temple, en ese momento, añadimos la levadura fresca desmenuzándola y disolviéndola con la ayuda de una cuchara. Cuando se haya disuelto por completo, dejamos reposar la leche para que la levadura empiece a hacer su labor. Reservamos.

En el bol de la amasadora, ponemos aproximadamente la mitad de la harina y con el gancho puesto, le añadimos la mezcla de leche poco a poco. A continuación, echamos los huevos, uno a uno y sin dejar de batir. Cuando la mezcla comience a ser homogénea, añadimos el resto de la harina poco a poco y sin dejar de batir a velocidad media-baja.

Mantenemos la velocidad y continuamos mezclando durante unos 5 minutos hasta que la masa quede elástica.

Tapamos nuestro bol con film transparente o con un gorro de ducha y lo colocamos en un lugar calentito de nuestra casa. Yo lo pongo encima de uno de los radiadores de mi casa y le va de lujo. Dejamos reposar nuestra masa unas dos horas o hasta que doble su volumen.

Transcurrido este tiempo y cuando la masa haya doblado su volumen, la estiramos sobre una superficie enharinada con la ayuda de un rodillo, hasta lograr un rectángulo de masa no demasiado grueso.

Ahora llega el momento del relleno. En un bol mezclamos la mantequilla de cacahuete con la crema de chocolate y con la ayuda de una espátula, extendemos la mezcla de manera uniforme por toda la masa.

Cuando tengamos nuestra mezcla extendida y bien repartida, espolvoreamos los chips de chocolate y mantequilla de cacahuete sobre ella.

Ahora, formamos un rollo con la masa, pegando los extremos con un poquito de leche.

Cortamos nuestros rollos en aproximadamente 16 trozos iguales y los vamos colocando en la bandeja elegida para la ocasión. Los tapamos con film transparente y los dejamos reposar una hora más en nuestro lugar calentito para que vuelvan a crecer.

Cuando los rollos hayan doblado su volumen, los horneamos a 190º durante unos 20 minutos aproximadamente o hasta que tengan un color dorado.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo.

Cuando los vayamos a comer, se pueden acompañar con más mantequilla de cacahuete y chocolate, además de chips de chocolate y de mantequilla de cacahuete. En fin, una barbaridad total y como no, yo me puse un "poco" de todo jejejeje.


Creo que esta es la mejor forma de despedirme, con esta maravillosa foto. Estoy segura de que todos sabéis a ciencia cierta donde fue a parar el trozo de rollo que falta en la foto, verdad.

Aún puedo recordar lo difícil que fue para mí aguantar y hacer las fotos, toda la habitación olía a gloria y el Roll me llamaba de manera provocadora continuamente, hasta que al final, terminé con él jejeje.  ¡No iba a poder conmigo!

¡Qué poca fuerza de voluntad tuve ese día! De verdad que fue así, aunque haga más de un año de estas fotos, lo recuerdo como si fuera ayer, os lo prometo, el olor era delicioso e irresistible.

¡¡¡Ufff, ahora quiero uno!!! Ay, voy a ver si me distraigo con algo.

Besotes a todos y hasta el próximo jueves amigos, gracias por estar ahí.