Páginas

Helado de vainilla con Snickers, Nutella y mantequilla de cacahuete

jueves, 9 de julio de 2015




Si la semana pasada os traje una helado light y sin azúcar, ideal para rendirle culto al cuerpo, la receta de esta semana es para todo lo contrario.

Un helado hipercalórico, no os puedo mentir, pero tan delicioso que seguro que la receta se encuentra en la lista de los pecados prohibidos.

Es cierto que llevo bastante tiempo cuidándome, sin abusar de dulces y comiendo bastante limpio, pero como muy bien dice el refrán..."una vez al año......", o mejor dicho y en mi caso..."una vez a la semana o cada quince días....no hace daño".

Y así hago, una vez a la semana o cada quince días, según me encuentro de ánimo, me doy un homenaje y me como algo que realmente me vuelve loca y claro, el chocolate tiene que estar presente debido a mi adicción irrefrenable.

Lo malo es que a mi adicción por el chocolate, he tenido que añadir una más y ésta es la pasión que siento por la mantequilla de cacahuete. Realmente no soy muy consciente de cuando ha surgido, pero solo el olor al abrir el bote me vuelve loca y si la mezclo con crema de cacao......placer en estado puro.

Así que, después de casi un mes sin probar dulce, decidí homenajearme por todo lo alto e incluir en una sola receta todas mis pasiones: chocolate, snikers, mantequilla de cacahuete y helado. Todo junto y fresquito, lo mejor para hacerle frente a este calor insoportable que estamos sufriendo.

Hace tiempo, descubrí en internet la manera de hacer helado en vasos de cartón deshechables y me pareció algo fantástico, así que ese es el método que he utilizado para esta receta.

¿Os animáis a probarlos conmigo? Os paso la receta.

INGREDIENTES:

Helado de vainilla.
Mantequilla de cacahuete.
Crema de cacao, tipo Nutella.
2 barritas Snikers troceadas.
Cacahuetes caramelizados, yo los compré en Mercadona.

UTENSILIOS NECESARIOS:

4 vasos de cartón.
4 palos para helados.

PREPARACIÓN:

Cogemos 4 vasos de cartón deshechables, sobre la base ponemos una buena capa de cacahuetes caramelizados.

A continuación, ponemos encima una capa de helado de vainilla. Después, vertemos una cucharada generosa de crema de cacao y otra de helado de vainilla.

Sobre esta última capa de helado, ponemos trocitos de Snikers y lo cubrimos con mantequilla de cacahuete al gusto.

Terminamos nuestro helado, cubriéndolo todo con más helado de vainilla. Ponemos el palo para helado en el centro de nuestro vaso y metemos en el congelador unas 5 horas aproximadamente. Yo los hice el día anterior y quedaron de lujo.

Cuando vayamos a consumirlos, solo tenemos que sacarlos del congelador y con el calor de las palmas de las manos tocar un poco las paredes del vaso, tiramos del palo suavemente y tendremos entre nuestras manos uno de los mejores helados del mundo mundial.

Yo he decidido poner las capas de ingredientes de esta manera, pero las posibilidades son infinitas y podéis hacerlo como más os guste, porque os puedo asegurar que este helado no dejará indiferente a nadie.

Delicioso no, lo siente. ¡¡¡Pecado total y absoluto!!!

Espero que os haga gustado tanto como a mí, nos vemos la próxima semana con otra receta refrescante y veraniega antes de despedirme por vacaciones.

Un besazo enorme a todos.