Páginas

Neapolitan Bundt Cake

jueves, 23 de abril de 2015




Hoy vengo con una receta muy especial. Todos sabéis que desde hace un tiempo, cuando descubrí la existencia de estos maravillosos moldes, me aficioné a hacer bizcochos como una loca.

Como loca a hornear y como loca a comprar moldes de Bundt Cake de todos los modelos, y es que la verdad es que son todos tan bonitos, que resulta casi imposible resistir la tentación de tener más de dos o de tres en el armario.

Hace mucho tiempo que no preparo uno y eso que en casa somos unos devoradores natos de bizcochos, ya volvía a tener ganas de hacer uno y desde que me enteré de la existencia de un concurso de recetas de Bundt Cake, vi que era el momento ideal para ponerme a ello.

Con esta receta participo en el concurso que organiza Claudia y JuliaTop Chef La Revista y Nordic Ware Spain, que se basa en premiar a la mejor receta dulce realizada con un molde Nordic Ware.

Mi elección para la ocasión ha sido un Neapolitan Bundt Cake, del que llevo enamorada más de un año, más bien desde que mi chico me regaló el libro de Peggy Porchen, así que ya era hora de probarlo y el resultado, espectacular.



El término Neapolitan tiene su origen en Estados Unidos a finales del siglo XIX cuando los emigrantes Napolitanos, introdujeron el clásico helado de corte de tres sabores: vainilla, chocolate y fresa.

El molde elegido ha sido el Platinum Anniversary y el resultado ha sido tan bueno que repetiré seguro. La combinación de sabores es tan deliciosa que comerte solo un trozo resulta practicamente imposible, la única solución que encontré para que llegara vivo, al menos a la merienda, fue guardarlo en el armario de la cocina y cerrar la puerta. Aún así, escuchaba que me llamaba sin parar jejeje.

¿Os atrevéis a probar? Os paso la receta por si os animáis y unas fotos para que os chupéis los dedos.


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

250 grs de mantequilla en pomada.
250 grs de azúcar blanca.
1 cucharadita de vainilla en pasta.
Una pizca de sal.
5 huevos medianos.
250 grs de harina con levadura.
1 cucharada de fresa en pasta.
Una cucharadita de colorante rojo en pasta, yo he usado ExtraRed de SugarFlair.
25 ml de leche.
25 gr de cacao en polvo puro sin azúcar, yo he usado el de la marca Valor.


INGREDIENTES PARA LA COBERTURA:

150 grs de chocolate negro para cobertura.
20 grs de mantequilla.
20 ml de leche entera.



ELABORACIÓN DEL BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 180º y engrasamos nuestro molde de Bundt con mantequilla. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla junto con el azúcar y sal hasta que todo esté bien integrado y la mezcla blanquee.

Añadimos los huevos uno a uno batiendo bien tras cada adición. Cuando los huevos estén integrados, incorporamos la harina previamente tamizada y mezclamos hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

Repartimos nuestra masa en partes iguales en tres recipientes, para hacerlo comodamente podemos usar una cuchara para hacer bolas de helado, de esta manera nos aseguramos de que haya la misma cantidad de masa en los tres recipientes.

En uno de los recipientes echamos la vainilla en pasta. En otro, la pasta de fresa y el colorante rojo. En el último, añadimos el cacao y la leche.

Ahora comenzamos a poner nuestras masas en el molde que teníamos previamente engrasado y reservado. Con la ayuda de unas cucharillas, vamos echando la masa en este orden: vainilla, chocolate y fresa, una encima de otra. Repetiremos esta operación hasta terminar con las tres masas. Podéis ver como lo hice pinchando aquí, en esta maravillosa receta del blog "Bakers Royale" solo utilizan dos masas, pero es el mismo proceso.

Horneamos durante al menos 40 minutos o hasta que al pinchar nuestro bizcocho con un palillo, éste salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde durante 10 minutos, transcurrido este tiempo, desmoldamos nuestro bizcocho y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.



ELABORACIÓN DE LA COBERTURA:

En un bol apto para el microondas, ponemos todos los ingredientes y calentamos a intervalos cortos de tiempo, hasta que todos los ingredientes se integren.

Cuando nuestra cobertura se temple un poco, la repartimos sobre la superficie de nuestros Bundt Cake ya frío.



Y ahora solo nos queda disfrutar de esta delicia. Mucha suerte a todos los participantes en el concurso y sobre todo muchas gracias a los organizadores.

Un beso fuerte amigos y hasta la próxima semana.