Páginas

HEART CAKE ROLL

jueves, 12 de febrero de 2015




Cada día que pasa estoy más convencida de que me tendrían que prohibir navegar por internet.

Me meto sin ningún tipo de intención, solo por curiosidad pero no sé ni cómo ni porqué termino encontrando algo nuevo en la red que termina por convertirse en una nueva obsesión para mí. Algo que necesito hacer o probar de manera urgente y que no deja de dar vueltas en mi cabeza hasta que termino por hacerla real.

Os estaréis preguntando de qué se trata esta vez, ¿verdad? Pues amigos, en mi lista de nuevas obsesiones/locuras/necesidadlocairrefrenable tengo que incluir los "Cake Rolls".

No sé muy bien si todos sabéis de que os estoy hablando. Son los típicos "Brazos de Gitano" que podemos encontrar en cualquier tienda en nuestro país, pero decorados de una manera increíble, y es que se pueden encontrar verdaderas obras de arte.

Por lo que he leído, y si no me equivoco, son los japoneses los que se han puesto manos a la obra para crear estas maravillas. Se trata de una técnica laboriosa pero nada difícil de hacer, además el resultado merece la pena sin lugar a dudas.

En Japón estos pasteles se llaman más o menos "Deco Rolls". Sí, los asiáticos son los maestros de hacer las cosas bien, perfectas y lindas. Y si confiáis en mí, creo que ésta es una de esas cosas que una vez que empiecen a extenderse por la red se va a convertir en una auténtica epidemia.

El que veis en la imagen es el primero que hago y como la ocasión me venía genial, no podía imaginar mejor receta para dedicarle a San Valentín.


INGREDIENTES PARA EL DIBUJO O PATRÓN:

  • 1 clara de huevo.
  • 30 grs de azúcar blanca.
  • 40 grs de harina.
  • 20 grs de mantequilla en pomada.
  • Colorante en pasta, yo usé Claret de SugarFlair.


INGREDIENTES PARA LA PLANCHA DE BIZCOCHO:

  • 4 claras, separando la yema de las claras.
  • 1 cucharadita de cremor tártaro.
  • 1/2 taza de azúcar + 1 cucharada.
  • 60 grs de mantequilla derretida.
  • 1/2 taza de harina.
  • 1/4 taza de cacao en polvosin azúcar, yo uso el de la marca Valor.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

  • 250 Chocolate blanco.
  • 1 taza de nata.
  • Fresas cortadas en trozos.


ELABORACIÓN DEL PATRÓN:

Comenzamos preparando nuestro patrón de dibujo elegido para la ocasión en un folio. Yo he elegido corazones y lunares, los hice en el ordenador y en un folio  colocado en horizontal.

Colocamos nuestro folio sobre la bandeja del horno y sobre él colocamos un papel de hornear, será éste sobre el que dibujaremos. El folio en horizontal lo tenemos que poner en un lado de la bandeja, a lo ancho, de manera que solo tengamos dibujo en la mitad del papel de hornear. Para que os hagáis una idea, vamos a copiar el dibujo sobre el papel de hornear. Reservamos.

En un cuenco pequeño, preparamos la base del patrón. Para ello, mezclamos todos los ingredientes hasta conseguir que todos ellos se integren y obtengamos una masa homogénea.

En una plato pequeño separamos dos cucharadas de masa, en ella echamos un poco de colorante con la ayuda de un palillo, hasta conseguir una masa de color rosa claro. Ponemos nuestra mezcla en una manga pastelera provista de una boquilla Nº2. Reservamos.

En el resto de la masa que tenemos en el cuenco, echamos el mismo colorante pero más cantidad para conseguir un tono de rosa bastante más fuerte y llamativo. Ponemos nuestra mezcla en una manga pastelera deshechable provista también de una boquilla Nº2. Reservamos.

Ahora es el momento de ponernos a dibujar. Para ello, cogemos nuestras mangas con las diferentes tonalidades de color rosa y vamos dibujando nuestros corazones  y lunares con cuidado.

Yo usé el rosa fuerte para los corazones y el claro para los lunares. Cuando tengamos todos nuestros dibujos decorados, metemos nuestra bandeja en el congelador durante aproximadamente una hora o hasta que la masa se quede dura.



ELABORACIÓN DE LA GANACHE DE CHOCOLATE BLANCO:

En un bol para microondas, calentamos la nata sin que llegue a hervir. En ese momento, sacamos del micro y echamos el chocolate blando troceado. Mezclamos bien con la ayuda de una varilla hasta que el chocolate se derrita por completo. En ese momento, tapamos nuestro bol con film transparente y refrigeramos durante dos horas.


ELABORACIÓN DE LA PLANCHA DE BIZCOCHO:

Precalentamos el horno a 180º.

En el bol de la amasadora, echamos las claras y las batimos hasta que estén espumosas. En ese momento, agregamos el cremor tártaro y continuamos batiendo hasta que se monten por completo.

Sin dejar de batir, agregamos la mitad del azúcar hasta que las claras estén brillantes y muy esponjosas.

En otro tazón, batimos las yemas con la otra mitad del azúcar hasta que la mezcla blanquee y nos quede esponjosa.

Agregamos 1/3 del merengue a la mezcla de yema de huevo. Removemos bien con la ayuda de una espátula de silicona y añadimos la mantequilla derretida pero no caliente. Ahora empieza la mezcla alternando entre el merengue y la harina, haciendo un total de 3 adiciones.

Por último, añadimos el cacao en polvo y removemos bien hasta que esté completamente integrado.

HORNEADO Y MONTAJE:

Sacamos la bandeja de horno que teníamos en el congelador con nuestro patrón de dibujos. Sobre él echamos nuestra mezcla de la plancha de bizcocho que acabamos de terminar de hacer y con la ayuda de una espátula igualamos el bizcocho por toda la plancha.

Horneamos durante 7 minutos. Mientras nuestro bizcocho está en el horno, preparamos otro papel de hornear, espolvoreando azúcar glasé sobre el mismo. Reservamos.

Transcurrido el tiempo de horneado, sacamos nuestra plancha de bizcocho del horno y la volteamos sobre el papel de horno que tenemos con el azúcar.

Rapidamente y con mucho cuidado retiramos el papel que estaba en la base, ahora tendremos nuestra plancha decorada boca arriba.

Volvemos a poner el papel de horno que acabamos de retirar sobre nuestro plancha decorada y le damos la vuelta para rellenarlo.

Sacamos nuestra ganache de chocolate blanco y extendemos por toda la base de bizcocho. Colocamos una fila de fresas troceadas justo en el borde de la plancha de bizcocho donde no hay dibujo, es esa la que debemos empezar a enrollar ya que por dentro no tendrá dibujo.

Con la ayuda del papel de hornear comenzamos a enrollar nuestro Cake Roll, comenzando por la parte donde hemos colocado las fresas y por donde no hay dibujo, hasta llegar a final.

Si fuera necesario, una vez que lo hayamos enrollado, podemos cortar los laterales para que quede recto y perfecto.

Dejamos enfriar por completo hasta consumirlo.



Y hasta aquí la receta de hoy. Pero no puedo irme sin antes deciros que esta entrada es mi tributo a los amantes, a la gente con pasión, a las relaciones reales, sean de amor o de amistad, dedicada a todos aquellos que no necesitan un día marcado en el calendario en el que el amor sea el protagonista, porque el amor tiene que estar siempre en nuestra vida, en nuestro día día.

Amor por la vida, por la amistad, por la familia, por los buenos momentos, por los aprendizajes que nos traen las dificultades de nuestra rutina, por nuestras aficiones, por la risa, por aprender.....amor por todo!!!!!!!!!!!!

Que levante la mano quien no piense que el amor no es el motor que mueve el mundo. Sin amor....nuestra vida estaría vacía. Así que todo el mundo a llenarla de amor en todas sus formas y mi Cake Roll puede ser una de ellas, qué os parece?

Un beso lleno de amor, cariño y de energía positiva, busquemos las cosas bonitas que nos ofrece la vida y disfrutemos de ellas.

Hasta la próxima receta amigos.