Páginas

CUPCAKES DE CHOCOFRESA Y MERENGUE SIN AZÚCAR

jueves, 22 de enero de 2015




Cada vez que me entero de que en mi casa hay visita o reunión solo me falta dar palmas con las oreja jejejeje. Tengo tantas recetas en mente que para poder hacerlas todas creo que necesitaré volver a nacer y disponer de otra vida para poder probarlas todas.

Mi biblioteca culinaria, o mejor la defino, repostera aumenta por momentos. Acabo de darme cuenta que a parte de necesitar una vida más para poder hacer todas las recetas que mi cabeza piensa y mi boca y estómago anhelan, voy a necesitar una casa solo para meter los libros. Lo estoy viendo, al final los libros me echan de mi propa casa.

Pero es que no lo puedo evitar, cada vez que veo uno nuevo la ansiedad por tenerlo me puede y termino saliendo con una bolsita en la mano. ¿Os pasa lo mismo a vosotr@? Y lo peor de todo es que ya no necesitas cargar porque internet te abre un mundo de posibilidades infinitas en cuanto a compras se refiere.

Mi fiebre es tal que compro hasta libros en otros idiomas, Amazon se ha convertido en mi peor enemigo sin lugar a dudas. ¡¡ Madre mía, qué peligro más grande !!

Pues como os decía, tengo tantas recetas de tantos libros variados que cuando sé que va a venir alguien a casa o voy a quedar con alguien, siempre me apunto a llevar el postre. Necesito hornear para que mi blog siga viviendo jejeje.

En esta ocasión, decidí volver a mis inicios y dedicarle una nueva entrada a mis amados Cucpakes, pero esta vez iba a ser diferente e iba a iniciarme en un mundo nuevo, "Los Cupcakes sin azúcar" e iban a dedicados a mi tía Loli.

La pobre nunca, mejor dicho casi nunca, puede disfrutar de mi repostería ya que es diabética. Es verdad que algún que otro bizcocho sin azúcar hemos hecho en casa, al igual que flanes o postres con fruta, pero esta vez me apetecía hacer algo un poco más elaborado y "moderno" y no podía ser menos que unos cupcakes.

La combinacion de sabores, sencilla pero resultona: Cupcakes de chocolate con fresa y merengue. En esta receta tenía que incluir el merengue, mi tía es una fan incondicional y al ser en su honor y para que ella los disfrutara no podía ser de otra forma.

En lugar de azúcar utilicé sirope de agave y la verdad es que el resultado me ha sorprendido basntante.

Están realmente buenos, eso sí, no os puedo engañar y deciros que están igual o mejor que lo que llevan azúcar porque os estaría engañando. Simplemente resultan otra alternativa para disfrutar de un buen dulce sin remordimietos: delicioso, tierno, sabroso y esponjoso. Vamos que todo un descubrimiento para los que no pueden incluir el azúcar en su dieta diaria por salud o para los que sencillamente quieren cuidarse tras los excesos navideños.

Os dejo la receta:

INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:

  • 150 grs de harina.
  • 150 ml de leche desnatada.
  • 1/2 cucharadita de vinagre.
  • 120 ml de sirope de agave.
  • 80 ml de aceite de girasol.
  • 30 grs de cacao sin azúcar, yo usé de la marca Valor.
  • 1 cucharadita de levadura.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:


  • Mermelada de fresas sin azúcar, yo he usado la de Lidl que me encanta.


INGREDIENTES PARA EL MERENGUE:

  • 180 ml de sirope de agave.
  • 3 claras de huevo.


DECORACIÓN:

  • Guindas en almíbar escurridas.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos nuestra bandeja para cupcakes con las cápsulas elegidas para la ocasión. Reservamos.

En un bol tamizamos los ingredientes secos (harina, cacao en polvo, levadura y sal). Reservamos.

En el bol de la amasadora, mezclamos la leche junto con la vainilla, el sirope de agave y la leche, batimos estos ingredientes hasta que se integren.

Añadimos poco a poco a esta mecla los ingredientes secos, sin dejar de remover, hasta lograr una masa homogénea.

Repartimos la masa en las cápsulas que teníamos reservadas con la ayuda de una cuchara para hacer bola de helado. Horneamos unos 20 minutos aproximadamente o hasta que al pintas los cupcakes con un palillo, éste slaga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.

Cuando nuestros cupcakes estén fríos, les hacemos un agujero en el centro con la ayuda de un descorazonador de manzanas y los vamos rellenando con la mermelada de fresas sin azúcar usando un par de cucharillas. Reservamos.

Para preparar el merengue, calentamos el sirope de agave hasta que hierva y haga burbujas (unos 120º con un termómetro de azúcar). Mientras tanto, en el bol de la amasadora, vamos montando las claras a punto de nieve.

Cuando el sirope de agave haya alcanzo la temperatura que necesitamos, retiramos del fuego y lo vamos añadiendo a las claras, sin dejar de batir, muy poco a poco, como si fuera un hilito. Seguimos batiendo hasta el merengue se vuelva brillante y firme.

Introducimos nuestro merengue en un manga pastelera, para esta ocasión yo he usado una boquilla redonda, y decoramos nuestros cupcakes rellenos con el merengue.

Para terminar con la decoración, le puse una guinda a cada uno.

Y sí, tengo que confesarme, aunque se los hice a mi tía yo me comí más de un par jejejeje. Con eso de que no llevan azúcar no me creaba cargo de conciencia, así que me puse las botas!!!

Y para muestra, un botón jejeje


Foto antes de pegarle un bocado

Pues lo dicho, que podemos cuidarnos a la vez que disfrutamos de un delicioso postre sin tantos remordimientos.

Espero que os haya gustado y que muchos de vosotros os animéis a prepararlos con el fin de hacer más llevadera la operación bikini.

Un beso fuerte y hasta la semana que viene, volveré pero no os prometo que lo haga con otra receta baja en calorías.