Páginas

COOKIES DE COCO Y OREJONES

jueves, 6 de noviembre de 2014




En mi casa ha comenzado una fiebre por las galletas en todas sus versiones que empieza a ser un poco preocupante.

La verdad es que mi familia y yo somos bastante golosones, como muy bien sabéis, y desde que tengo uso de razón en casa siempre huele a dulce variado recién horneado, pero desde hace una par de semanas la obsesión por las galletas no le da tregua a mi horno jejejeje.

Para no saturaros y variar un poco, no quiero ser repetitiva y pesada, voy almacenando recetas de cookies de miles de sabores diferentes, las cuales iré publicando de manera alterna con otro tipo de recetas. Pero os aviso, tengo tantas que me da para hacer un mes temático jejejeje.

Presentaros éstas que traigo esta semana es fácil, para los amantes del coco estoy segura de que os resultarán sencillamente perfectas y para los no amantes al coco..........creo.....que también!!!

Están tan ricas... Una vez más os digo que parecen bizcochitos tiernos y jugosos, y es que los que ya me conocéis un poco, sabéis que me gustan las galletas gorditas y esponjosas y éstas cumplen todos mis requisitos a la perfección.

Su textura es ideal, el coco rallado les da un toque muy especial y no solo en lo que a sabor se refiere, también tiene mucho que ver con la textura, que es difícil de explicar pero que me encanta, parecen deliciosos coquitos, que junto con los trozos de orejones hacen que estas galletas se conviertan en el desayuno o en la merienda ideal.

Espero que os animéis a prepararlas en casa porque son sencillas y más que rápidas.



INGREDIENTES:

  • 200 grs de azúcar moreno.
  • 200 grs de azúcar blanca.
  • 225 grs de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente.
  • 1 huevo.
  • 2 cucharadas de vainilla en pasta.
  • 250 grs de harina de todo uso.
  • 1 cucharadita de bicarbonato.
  • Un pellizco generoso de sal.
  • 180 grs de copos de avena.
  • 200 grs de orejones cortados en trocitos pequeños.
  • 100 grs de coco rallado.
  • Más coco rallado para rebozarlas (aproximadamente 50 grs).


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 200º y preparamos dos  bandejas con papel de hornear. Reservamos.

Comenzamos batiendo los dos tipos de azúcar junto con la mantequilla con la amasadora durante un par de minutos.

A continuación, añadimos el huevo y el extracto de vainilla y volvemos a batir hasta que todos los ingredientes se integren.

Incorporamos la harina, la sal, el bicarbonato y los copos de avena. Mezclamos todo bien hasta que obtengamos una masa homogénea.

Por último, añadimos los orejones troceados y el coco y mezclamos bien.

En un plato hondo, echamos el coco rallado (50 grs aproximadamente). Reservamos.

Dividimos la masa en bolitas de no más de 3 cm de diámetro y las vamos rebozando en el coco que teníamos reservado en el plato. Las colocamos sobre la bandeja que teníamos previamente preparadas con el papel de horno y horneamos durante 12 minutos o hasta que veamos que se van poniendo doraditas.

Cuando estén listas, las sacamos del horno y las dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

Estas galletas aguantan genial alrededor de una semana en una bolsa de plástico bien cerrada o en una caja de latón, aunque estoy segura de que cuando las probéis no llegarán a necesitar ninguna caja para que las guardéis porque durarán más bien poco.



Entonces qué, ¿ya tenéis precalentando el horno? Hala amigos, a GALLETEAR!!!!!!!!!!

Besotes a todos, nos vemos en una semana.