Páginas

BAGELS RELLENOS DE CREMA DE CHOCOLATE

jueves, 16 de octubre de 2014



Menuda receta os traigo hoy amigos, una tentación absoluta, solo espero que no me odiéis por esto.

Sí, habéis leído bien el título de mi entrada. "Bagels rellenos de crema de chocolate", porque si los bagels por si solos están buenos, imaginaos rellenos, y claro, si los tenía que rellenar de algo de qué iba a ser jejejejeje "CHOCOLATE" a tope!!!!!!!!!!!!

Para mí son toda una debilidad, dar un bocado y que se me llene la boca de chocolate es un placer increíble, disfruto como la que más.

Eso sí, os aconsejo hacerlos de un tamaño razonable. Tengo que reconocer que cuando empecé a hacerlos me emocioné tanto que hice un par que parecían ruedas de camión y claro, cuando empiezas a comértelo.......es demasiado, ¡¡¡incluso para mí!!! Así que hacedlos pequeños y disfrutaréis mucho más de estas delicias redondas.

Os paso la receta, llevan trabajo pero realmente merece la pena hacerlos amigos, espero que os animéis.


INGREDIENTES:

  • 470 grs de harina de fuerza.
  • 125 ml de agua templada.
  • 30 grs de mantequilla derretida.
  • 124 ml de leche entera.
  • 15 grs de levadura fresca.
  • 1 huevo separando la yema de la clara.
  • 7 grs de sal.
  • 5 grs de azúcar.
  • Almendra crocanti para decorar la superficie de los bagels.
  • 1 cucharada de sirope de arce
  • Crema de chocolate, yo usé nocilla de dos colores.



PREPARACIÓN:


En un vaso echamos el agua templada y desmigamos dentro la levadura. Con ayuda de un tenedor batimos bien hasta deshacer la levadura completamente. Reservamos.

En el bol de la amasadora, echamos la harina, la sal, el azúcar, la mantequilla derretida, la clara de huevo, la leche, el sirope de arce y la mezcla del agua con la levadura, empezamos mezclando con la pala hasta que todos los ingredientes se integren.

Continuamos amasando hasta conseguir una masa bien lisa. Tapamos el bol con papel film o con un gorro de ducha (yo es lo que usé para que leven mis masas y es ideal, tenéis que haceros con uno sin falta ;)) Dejamos reposar la masa durante 1 hora aproximadamente.

Transcurrido este tiempo, dividimos la masa en 11 porciones, esto depende del tamaño que queráis, y os aconsejo que no sean muy grandes, os lo digo por experiencia propia jejeje.

Enharinamos una superficie lisa de la cocina, yo los hice en la encimera, cogemos una de las porciones de la masa, hacemos una bolita y con ayuda de una rodillo la estiramos hasta que nos quede con forma alargada.


Ponemos la crema de chocolate en el centro de la masa y con la ayuda de una cuchara la repartimos por toda la superficie sin llegar a los bordes.


Doblamos los bordes más largos de la masa hacia dentro y le damos forma de rosquilla. Hay que cerrar bien los bordes para evitar que durante el horneado se nos salga el chocolate por todas partes. Es un poco complicado, ya que cuesta que se peguen, pero no desistáis, os quedarán perfectos.


Cuando los tengamos todos preparados, los ponemos sobre una bandeja preparada con papel de hornear y los dejamos reposar durante 30 minutos sin tapar.

Pasado este tiempo, ponemos agua en una olla y cuando empiece a hervir, vamos cociendo nuestros bagels de uno en uno durante 30 segundo por cada lado. Los sacamos y los colocamos sobre una rejilla con papel para hornear hasta terminar con todos.


Cuando hayamos hervido todos nuestros bagels, los pintamos con la yema de huevo que habíamos reservado y les espolvoreamos por arriba almendra crocanti.


Los metemos en el horno, previamente precalentado a 240ºC, durante 15-20 minutos o hasta que los estén doraditos.

Los sacamos del horno y los dejamos enfriar completamente sobre una rejilla, aunque calentitos también son una perdición.


¿Qué os parecen amigos? Apetecibles a cualquier hora del día, ¿verdad?. Desayuno, merienda o incluso cena, ¡¡ Pon un bagel relleno en tu vida !! Porque la vida en dulce sabe mejor.

Feliz día y hasta la próxima receta, ñam ñam.

Besotes.