Páginas

RED VELVET POKE CAKE

lunes, 26 de mayo de 2014


Hola amigos,

Sí, vuelvo a las andadas y es que como os dije hace unas semana los "Poke Cake" han invadido mi vida y no quiero que salgan por nada del mundo.

Ahora que los saboreo me preguntó: "¿Por qué no los descubrí antes?"......Me habría vuelto loca haciendo "Poke Cake" a diestro y siniestro, haciendo feliz a toda la gente que me rodea y sobre todo a mí misma, porque los disfruto como la que más, os lo aseguro.

Pero para tranquilizarme a mí misma me digo: "Más vale tarde que nunca" y os aviso que estoy dispuesta a recuperar el tiempo perdido con estos pequeños.

No os podéis imaginar la fiebre que me ha entrado, tanto es la pasión que siento por estos pasteles que me he comprado un montón de puddings de diferentes sabores en una tienda americana que descubrí en internet.

Y es que como os dije en mi primera entrada dedicada a estos manjares, todas las recetas que he encontrado en la red las realizan con preparados, tanto en el bizcocho como en la crema, y claro, hay sabores (solo para los rellenos) que en España no podemos conseguir.

Os pondré fotitos de mis adquisiciones para que les echéis un ojo, estoy segura de que más de uno de vosotros picaréis como yo jejeje.

Para este "Poke Cake" no he usado ningún preparado (aún no me habían llegado, seguía a la espera) y es que estaba tan ansiosa por preparar uno que me vino a la cabeza la imagen de un delicioso bote de leche condensada, así que ya podéis imaginar lo que usé para rellenar este delicioso bizcocho Red Velvet.

Es sencillo y delicioso, pero os aviso, también es bastante contundente, vamos que mejor cenar ligero para dejar un buen hueco al postre que os espera.


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:


  • 125 grs mantequilla sin sal.
  • 275 grs azúcar blanca.
  • 2 huevos.
  • 280 grs harina repostería.
  • 15 grs cacao en polvo sin azúcar, yo uso el de Valor.
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico.
  • 1/4 cucharadita sal.
  • 240 ml buttermilk (podemos hacerlo caseros, mezclando 240 ml de leche entera con unas gotas de zumo de limón).
  • 2 cucharaditas colorante rojo, yo uso el ExtraRed de Sugarflair.
  • 1 cucharadita vinagre blanco.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.


INGREDIENTES PARA EL RELLENO:


  • Un bote grande de leche condensada.

Si os fijáis bien, podéis apreciar la leche condensada en la parte de abajo del bizcocho, ñam ñam.


PREPARACIÓN:

Precalentamos el horno a 170º.

Preparamos nuestro molde rectangular engrasándolo  y con papel de hornear en la base.

Tamizamos en un bol la harina, el cacao en polvo, la levadura química, el bicarbonato y la sal. Reservamos.

Mezclamos el buttermilk, el colorante rojo, el extracto de vainilla, el vinagre. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar, hasta que haya blanqueado y consigamos una mezcla esponjosa.

Añadimos los huevo uno a uno. No añadimos el siguiente hasta que el anterior se haya incorporado totalmente. Continuamos batiendo 1 minuto después de cada huevo.

Añadimos los ingredientes secos que teníamos reservados en tres veces, y los líquidos en dos veces. Comenzando y terminando con los ingredientes secos.

Echamos la masa en nuestro molde y alisamos la parte superior de la masa con una espátula.

Horneamos durante 25 – 30 minutos o hasta que al insertar un palillo este salga limpio.

Sacamos del horno y dejamos enfriar el bizcocho durante unos diez minutos. Cuando aún está caliente, cogemos una cuchara de madera y con el mango hacemos agujeros repartidos por todo el bizcocho.

Y recordad que para los Poke Cake no sirve el dicho de "menos es más" jejejeje porque cuantos más agujeros hagáis más rico estará el pastel.

Ahora abrimos el bote de leche condensada y repartimos el contenido por todos los agujeros del bizcocho. Dejamos enfriar completamente.



INGREDIENTES CREMA DE QUESO:


  • 125 grs mantequilla a temperatura ambiente.
  • 270 grs queso crema muy frío.
  • 300 grs azúcar extrafino tamizado.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.


PREPARACIÓN:

Batimos la mantequilla y el azúcar extrafino durante unos 3 minutos hasta que la mantequilla haya blanqueado y esté cremosa.

Añadimos el queso crema y batimos hasta que esté bien incorporado.

Finalmente añadimos la vainilla en pasta. y batimos unos minutos más.

Dejar enfriar un par de horas en la nevera hasta que se asiente un poco, antes de utilizarlo.

Cuando haya enfriado unos 30 minutos en la nevera, repartimos por toda la superficie del bizcocho intentando que quede lo más lisa posible.

Para decorar yo puse unos springles en forma de corazón de diferentes colores.

Os puedo asegurar que aunque es un dulce bastante contundente, vuelvo a repetirme, también es realmente irresistible, tanto tanto, que hasta que no se ha terminado en casa, ha habido varias noches que no he cenado y me he reservado para comer y disfrutar un buen trozo de mi "Red Velvet Poke Cake".

Venga amigos, nos esperéis más y haceros adictos como yo a los "bizcochos agujereados", os encantarán, os dejo con esta foto deliciosa.



Besos y hasta el jueves amigos.