Páginas

LAYER CAKE DE MANGO Y MARACUYÁ

lunes, 10 de febrero de 2014



Esta tarta fue un encargo para el cumpleaños del hermano de una de mis amigas y por todos los comentarios que me han llegado les encantó.

Y sinceramente, yo también la probé jejejeje. Aproveché los restos del bizcocho que corté para igualar las capas y me las unté bien del buttercream de maracuyá y estaba de vicio total!!!!

El olor del maracuyá impregnaba toda mi cocina y decía sin parar "cómeme" jejeje pero fui dura y resistí la tentación, eso sí, porque sabía muy bien que más de medio bote de maracuyá en pasta está en mi poder y que en breve preparé una buena receta para hacer uso de él.

Ay, la pasión por el dulce me puede!!


INGREDIENTES PARA EL BIZCOCHO:


  • 250 grs mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 250 grs azúcar blanca.
  • 4 huevos L.
  • 210 gr. harina con levadura.
  • 25 grs Maizena (harina de maiz).
  • 1 cucharadita de levadura química.
  • 1 cucharadita extracto de vainilla.
  • 50 ml leche entera.
  • 5 cucharadas de mermelada de mango.


PREPARACIÓN: 

Precalentamos el horno a 170º y engrasamos con mantequilla tres moldes, les ponemos papel de hornear en la base, esto nos facilitará la labor de desmoldar los bizcochos cuando estén listos.

Tamizamos la harina, junto con la maizena y la levadura química. Reservamos.

En el bol de la amasadora, batimos la mantequilla y el azúcar hasta que consigamos una mezcla esponjosa y blanquecina.

Añadimos los huevos ligeramente batidos y uno a uno, a velocidad baja. No añadiremos el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado. Añadimos el extracto de vainilla.

A velocidad baja, añadimos la mitad de la harina y batimos. A continuación, añadimos la leche y terminamos con la harina.

Por último, echamos la mermelada de mango y removemos hasta que todos los ingredientes se integren.

Repartimos la masa de manera uniform entre los tres moldes que teníamos preparados previamente. Para que todos los moldes tengan la misma cantidad de masa, lo que hago es que la reparto a partes iguales usando una cuchara para hacer bolas de helado, así no hay lugar a errores.

Horneamos durante unos 25-30 minutos, o hasta que al pinchar los bizcochos con un palillo, éste salga totalmente seco.

Dejamos enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos. Pasado este tiempo, los desmoldamos, les damos la vuelta, y los dejamos enfríar totalmente sobre una rejilla.

Cuando estén totalmente fríos, los envolvemos en film transparente y los metemos de un día para otro en la nevera para que se asienten y su sabor se intensifique.


INGREDIENTES PARA EL BUTTERCREAM AMERICANO DE MARACUYÁ:


  • 250 grs mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 600 grs. azúcar extrafino.
  • 2 cucharaditas de leche entera.
  • 2 cucharadas de maracuyá en pasta (yo uso la de la marca HOMECHEF).
  • Colorante en pasta (yo usé el PEACH de SUGARFLAIR).


PREPARACIÓN: 

En el bol de la amasadora, batimos a velocidad baja la mantequilla con el azúcar durante un par de minutos.

Añadimos el maracuyá en pasta y el colorante en pasta y batir un minuto más.

Finalmente añadimos la leche hasta ajustar a la consistencia deseada y subimos un poco la velocidad hasta que consigamos una apariencia esponjosa.


MONTAJE DEL LAYER CAKE:

Sobre una base para tartas ponemos el primer bizcocho, con la ayuda de una cuchara para hacer bolas de helado, ponemos dos bolas de buttercream sobre el bizcocho y con la ayuda de una espátula extendemos de manera uniforme por todas partes, desde el centro a los bordes.

Colocamos la segunda base de bizcocho, apretamos un poco hacia abajo para que se pegue a la crema y repetimos la operación anterior.

Ponemos la última base de bizcocho y aplastamos un poquito con las manos para que se asienten bien, como hemos hecho antes.

Comenzamos a cubrir la tarta.  Ponemos buttercream en la superficie y con una espátula vamos extendiéndola hacia los bordes. Después, ponemos también buttercream de maracuyá por los lados y seguimos alisándola con la espátula.

Ésta es la primera capa, conocida como "tapa migas", por lo que es importante que sea fina. Cuando tengamos tapada toda la tarta con esta fina capa de crema, la metemos en la nevera durante al menos una hora para que endurezca. Así nos será más fácil trabajar después para terminarla. Si no so cabe en la nevera, haced como yo y a la terraza tapada, con estos días tan fríos sirve perfectamente a falta de hueco en la nevera jejeje

NOTA: es importante que cada vez que cojamos buttercream, limpiemos la espátula con la que estamos trabajando, de esta forma evitaremos manchar el merengue con restos de bizcocho.

Transcurrido este tiempo, sacamos la tarta de la nevera o terraza y ponemos una generosa capa de buttercream(es más fácil trabajar con mucha cobertura que con poca, la que nos vaya sobrando la podemos retirar perfectamente) por la superficie de la tarta y por los lados y volvemos a hacer lo mismo que anteriormente, con la ayuda de nuestra amada espátula empezamos a alisar la superficie y los bordes lo mejor que podamos.

Cuando tengamos el buttercream lo más liso posible, ponemos agua caliente en un vaso de tubo e introducimos la espátula unos segundo en el agua. Transcurrido este tiempo, la sacamos del agua y alisamos la superficie de la tarta. Con este truco, conseguiremos que nos quede perfecta.

Para terminar con la decoración, hice unas cuantas flores con la ayuda de una manga pastelera y su correspondiente boquilla de estrella pequeña.

Y el resultado lo tenéis en la foto de presentación, siento mucho no tener foto del corte pero al ser un encargo no tengo ninguna.

Igualmente espero que os haya gustado y que os animéis a probar una tarta con sabores exóticos, fresca e innovadora.

Espero que empecéis la semana con energía, un beso fuerte a todos y hasta el jueves, que volveré con una nueva receta.

¡¡Gracias amigos!!