Páginas

GINGERBREAD MEN / GALLETAS DE JENGIBRE

jueves, 2 de enero de 2014


Otra receta navideña, ahora que se acaban las fiestas parece que me haya puesto el turbo jejejeje.

La verdad es que tenía muchas ganas de preparar estas galletas, son tan bonitas y las he visto tantas veces en las películas que estaba como loca por verlas también sobre mi mesa.

Así que me puse manos a la obra y este es el resultado, deliciosas galletas de jengibre. No os puedo mentir, la verdad es que estos hombrecitos me han dado bastante guerra, la masa es tan melosa que cuesta horrores que no se rompan, por eso es fundamental dejar enfriar la masa una vez estirada y después también, es decir, una vez que hemos cortado a las galletas.

Para ser exactos y como y estaba cansada, las dejé reposar toda la noche en frío para que endurecieran y por la mañana las horneé bien fresquitas jejejeje.

Aunque ahora al verlas y sobre todo al degustarlas....bien merece la pena todo el trabajo que me han dado estos pequeños caballeros.

Espero que os gusten y que si no las habéis probado hasta ahora, que os animéis a hacerlas porque os sorprenderán!


INGREDIENTES:

  • 250 grs mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
  • 105 grs azúcar moreno claro.
  • 125 grs azúcar blanca.
  • 345 grs de melaza clara (Golden Syrup).
  • 1 huevo grande.
  • 780 grs harina de todo uso.
  • 1 cucharadita bicarbonato sódico.
  • 1 cucharada de jengibre en polvo.
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • ½ cucharadita de nuez moscada.
  • ½ cucharadita de sal.


DECORACIÓN:

  • Glasa real.
  • Lacasitos pequeños para los botones.


PREPARACIÓN:

En el bol de la amasadora batimos la mantequilla junto con los dos tipos de azúcar y continuar batiendo hasta que el azúcar hasta se haya disuelto completamente.

Incorporamos lentamente y a baja velocidad la melaza, una vez que esté integrada, añadimos el huevo y continuamos batiendo a velocidad baja hasta que todos los ingredientes estén bien mezclados.

Tamizamos la harina, el bicarbonato, el jengibre, la canela, la nuez moscada y la sal. Añadimos la harina en tres veces a la mezcla de la mantequilla y batimos a velocidad baja hasta que se incorpore por completo.

Dividimos la masa en cinco porciones iguales, la colocamos sobre dos papeles de hornear (uno por arribay otro por la base) y estiramos con el rodillos hasta que tenga un grosor de unos 4mm. Cuando tengamos las cinco placas de masa estirada, las metemos en la nevera durante unas dos horas.

Transcurrido este tiempo, precalentamos el horno a 200º y preparamos nuestras bandejas  para galletas cubiertas con papel de hornear (recordar que las bandejas negras queman la base de las galletas).

Con un cortapastas con forma de hombrecitos de jengibre cortamos las galletas y con la ayuda de una espátula las pasamos a la bandeja que teníamos preparada y refrigeramos unos diez minutos más.

Repetimos esta operación con las otras porciones de masa que teníamos reservadas.

Horneamos los hombrecitos de jengibre durante 5 minutos o hasta que estén doraditos. Los sacamos del horno y en caliente les ponemos los lacasitos en el lugar de los botones. Después, los dejamos reposar en la bandeja durante al menos 5 minutos, antes de pasarlos a una rejilla para que se enfríen completamente.

Cuando estén fríos colocamos en una manga pastelera desechable un poco de glasa real y decoramos como más nos guste, imaginación al poder!!!!! Después, debemos dejar secar nuestros hombrecitos durante al menos 6 horas.

Y este es el resultado, son tan bonitos que da pena comérselos. Me dan ganas de dejarlos para decorar jejejeje, pero el olor hace que tengas pensamientos contradictorios.



Muchas gracias por leerme, un beso fuerte a todos lectores!