Páginas

SNICKERDOODLES O GALLETAS DE CANELA

lunes, 16 de diciembre de 2013


Es cierto que estas galletas tienen un nombre impronunciable, pero son tan especiales que realmente merece la pena olvidarnos de su complicado nombre y hacerlas sin pensar en ello. Además, yo las he rebautizado para haceros la tarea más fácil, así que las podemos llamar "galletas de canela".

Estas galletas son deliciosas, parecen bizcochitos. Tienen una capa crujiente por fuera que engaña al primer mordisco porque cuando nos paramos a saborearlas podemos apreciar que por dentro son blandas, igual que un bizcocho jugoso y tierno.

Y lo mejor de todo, ¿queréis saber qué es? Pues que son rápidas y facilísimas de hacer, así que manos a la obra que no tenéis excusa para perderos estas maravillosas galletas.

La receta la he sacado de uno de los libros de Rachel Allen, más concretamente de su libro "Bake". Adoro a esta mujer, me encanta su estilo y sus recetas.

Para los que aún no la conozcáis es una cocinera irlandesa, tiene varios programas de televisión y libros. Algunos de sus maravillosos programas están llegando a España a través de "Canal Cocina".

Para mí su característica principal y que hace que me llegue y que me encante, es que sus recetas son sencillas y están muy bien explicadas. Además, ella es una persona cercana, es de esas cocineras que hacen que tengas ganas de volver a ver el siguiente programa una y otra vez. Cuando la ves cocinar, al menos a mí me pasa, ¡¡¡¡¡quiero hacer todo lo que ella prepara!!!!! Ahora lo único que espero es que vayan llegando sus libros traducidos al castellano, porque realmente tiene unas recetas maravillosas.


INGREDIENTES: (para 26 galletas)

  • 125 gr. mantequilla a temperatura ambiente.
  • 110 gr. azúcar.
  • 1 huevo ligeramente batido.
  • 1 cucharadita de vainilla en pasta.
  • 250 gr. harina.
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada.
  • 3/4 cucharadita de levadura química (Royal).
  • 1 pizca de sal.

PARA DECORAR:
  • 1 cucharadita de canela.
  • 1 cucharada de azúcar blanca.


PREPARACIÓN: yo las hice en mi KitchenAid, pero se puede hacer manual de la misma forma.

Precalentamos el horno a 180º y preparamos una bandeja para el horno con papel de hornear. Reservamos.

En un bol tamizamos la harina, la sal, la levadura química y la nuez moscada. Reservamos.

Batimos a velocidad media-alta la mantequilla y el azúcar hasta que blanqueen. A continuación, bajamos la velocidad de la amasadora y añadimos el huevo batido en dos o tres veces hasta que esté totalmente incorporado. Añadimos el extracto de vainilla y batimos hasta que todos los ingredientes se integren.

Añadimos poco a poco la harina, cucharada a cucharada, sin dejar de batir, hasta que la masa de despegue de las paredes del bol. Ésta será la señal que nos indique que la masa está lista.

En un plato mezclamos la cucharada de azúcar con la cucharadita de canela. Empezamos a hacer bolitas del tamaño de una nuez con la masa y las vamos rebozando por la mezcla de azúcar y canela.

Cuando tengamos las bolitas rebozadas, las vamos colocando sobre la bandeja de horno que teníamos preparada con el papel de hornear, dejando cierta separación entre ellas, par evitar que se peguen unas con otras durante el horneado, a su vez las aplastamos un poquito con la palma de la mano.

Horneamos durante 15 minutos aproximadamente.

Sacamos las galletas del horno y las dejamos enfriar por completo sobre una rejilla.



Ahora sí que podemos disfrutar de ellas. El mejor acompañamiento a vuestro café, té o simplemente un vaso de leche.

Hasta la próxima receta, besos a todos y gracias por leerme.