Páginas

PASTÉIS DE BELÉM

lunes, 29 de abril de 2013



Este es uno de mis múltiples homenajes a mi adorado Jamie Oliver, ya sabéis los que me seguís que es mi cocinero preferido por excelencia y ésta no es la primera receta suya que subo a mi blog y por supuesto tampoco será la última. Tengo todos sus libros, veo todos sus programas y no paro de probar todas las cosas que hace y realmente..........nunca defrauda, es sensacional.

Y para colmo, el hacer esta receta tiene su explicación y una explicación para mí más que especial y es que me apetecía mucho hacer algo de Jamie antes de ir a cenar a uno de sus fantásticos restaurantes en Londres!!!!

Si señores, el viernes 3 de Mayo estaré comiendo en Jamie's Italian situado en Covent Garden, voy a hacer realidad uno de mis sueños, prometo hacer muchas fotitos para compartirlas con todos vosotros y por el momento os dejo esta deliciosa receta de nuestro admirado Jamie Oliver.




INGREDIENTES:

  • Harina para espolvorear.
  • 1 paquete de 375 grs de hojaldre.
  • Canela molida.
  • 125 grs de Créme Fraiche, ya podéis encontrar en Carrefour de la marca President.
  • 1 huevo.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla en polvo.
  • 6 cucharadas de azúcar superfino.
  • 1 naranja.
  • 1 cucharadita de mantequilla.




ELABORACIÓN:

Espolvoreamos una superficie limpia con harina. Desenrollamos la hoja de masa de hojaldre y la estiramos con la ayuda de un rodillo.


Echamos la canela por encima de la masa de hojaldre.


Luego, enrollamos la masa de esta forma.




Cuando tengamos la masa de esta forma enrollada, la cortamos en seis trozos iguales.


Colocamos cada trozo de masa en los huecos de nuestro molde para Cupcakes y, con los dedos, ajustamos y estiramos la masa en los huecos de modo que quede plana en el fondo y que suba hasta un poco más arriba de los bordes.





Metemos en el horno, previamente caliente a 180º, durante unos 10 minutos aproximadamente o hasta que veamos que están dorados.


Mientras tanto, en un bol pequeños mezclamos la créme fraiche junto con el huevo, el extracto de vainilla, una cucharada de azúcar y la ralladura de la naranja. Batimos bien hasta que todos los ingredientes se integren.


Cuando esté bien mezclada y los hojaldren estén doraditos, los sacamos del horno y vertemos la crema dentro de ellos, volvemos a hornear durante otros 10 minutos.


Mientras los dejamos en el horno, vamos preparando el caramelo de naranja. Para ello, echamos en un cazo y ponemos a fuego fuerte el zumo de la naranja que habíamos utilizado para la ralladura, las cinco cucharadas de azúcar restantes y la cucharadita de mantequilla. Dejamos hervir a fuego máximo hasta que reduzca y consigamos el caramelo. Reservamos.

Cuando estén listos los pastelitos los sacamos del horno y vertemos sobre ellos el caramelo de naranja sin dejar que se enfríen.


Son unos pastelitos que se pueden comer tanto fríos como calientes, son tan deliciosos que están ricos de cualquier forma.


No dejéis de probarlos porque estoy segura de que os encantarán y de que repetiréis en más de una ocasión.

Es el postre perfecto para sorprender a vuestros invitados!!!! Espero que os haya gustado.


¡¡HASTA PRONTO!!

¡¡Nos vemos a la vuelta de mi experiencia londinense!!  ¡¡Ay, qué emoción!!!