Páginas

TARTA TRES CHOCOLATES.

jueves, 14 de marzo de 2013




Como amante incondicional del chocolate en todas sus versiones, en mi blog no podía faltar la receta de esta deliciosa tarta.
Para mí, cada bocado es un auténtico placer. El chocolate en estado puro, la combinación perfecta de diferentes intensidades de sabor que junto con la base de galleta hacen que este postre para mí sea una auténtica perdición.
Así que para todos aquellos que aún no la hayáis probado, os animo a que la hagáis y disfrutéis de ella, porque estoy segura de que disfrutaréis de lo lindo!!!

INGREDIENTES:

  • 750 ml de nata líquida.
  • 750 ml de leche entera.
  • 200 grs de azúcar blanca.
  • 150 grs de chocolate sin leche.
  • 150 grs de chocolate con leche.
  • 150 grs de chocolate blanco.
  • 3 sobres de cuajada.
  • 1 paquete de galletas tipo María.
  • 60 grs de mantequilla.

PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será preparar nuestro molde, yo utilicé uno redondo de 30 cm de diámetro aproximadamente, de esos desmontables y lo que hago es poner papel de horno en el fondo para que sea más fácil sacar la tarta a la hora de servirla.

Trituramos el paquete de galletas, cuando las tengamos bien machacadas, añadimos la mantequilla fundida (yo utilizo el microondas) y mezclamos bien, hasta obtener una mezcla consistente. Repartirmos esta mezcla de galletas y mantequilla en el fondo de nuestro molde, estirando bien e intentando que quede lo más lisa posible. Dejamos enfriar en la nevera.

Ahora vamos a preparar la capa de chocolate negro: en un cazo ponemos a calentar a fuego bajo 250 ml de nata junto con 75 grs de azúcar. Mientras, disolvemos un sobre de cuajada en  250 ml de leche, cuando la cuajada esté disuelta, añadimos la leche al cazo que está al fuego con la nata y removemos. A continuación, y sin dejar de mover, añadimos el chocolate negro hasta que notemos que la mezcla comienza a espesar. Retiramos del fuego y vertemos sobre nuestra base de galletas. Dejamos enfriar esta capa en la nevera durante al menos 20 minutos.

Para la capa de chocolate con leche repetiremos el mismo proceso que para la capa anterior. En un cazo a fuego bajo, calentamos 250 ml de nata junto con 75 grs de azúcar. Disolvemos un sobre de cuajada en 250 ml de leche, cuando ésta esté disuelta, añadimos la leche a la nata y removemos. Por último, y sin dejar de remover, añadimos el chocolate con leche y batimos hasta que notemos que la mezcla espesa. Retiramos del fuego y vertemos nuestra mezcla de chocolate con leche sobre nuestra capa de chocolate negro. Para evitar que se nos rompa la capa anterior, echaremos esta nueva capa con mucho cuidado y ayudándonos de una cuchara de madera para que no caiga de golpe, de esta forma evitaremos que se nos mezclen los chocolates.

NOTA: Es importante rayar cada capa de chocolate con un tenedor antes de añadir la siguiente, así evitaremos que se nos desmorone al cortarla.

Y para terminar con la capa de chocolate blanco, volvemos a repetir el mismo proceso que en las capas anteriores, lo único que varia es la cantidad de azúcar que añadiremos a la nata, ya que al ser más dulce el chocolate blanco, añadiremos 50 grs en lugar de 75 grs.

Cuando tengamos las tres capas preparadas, dejamos enfriar durante al menos 6 horas, yo lo que suelo hacer es dejarla durante toda la noche, cuaja mejor y el sabor a los chocolates es aún más intenso.

Para decorar siempre espolvoreo la parte superior de la tarta con chocolate en polvo ayudándome de un colador.

Espero que os animéis a hacerla, es realmente sencilla y la presentación es más que fantástica!!! Uff, hay alguien que podría resistirse ahora mismo a un buen trozo de esta tarta??? yo sin duda NO!!!